Sargento Segundo Alejandro Uribe, Timbalero “Era uno de mis sueños, nunca pensé que se haría realidad”

Como era tradición cada año en la elipse del Parque O’Higgins se realizaba la Gran Parada Militar, no obstante, debido al Covid-19, esta celebración se vio afectada el año 2020. Siendo suspendida “Son muchos los sentimientos encontrados debido a que ha sido duro para todos, para las Fuerzas Armadas, para el personal de salud y para todos nuestros compatriotas en general. Volver a desfilar en la elipse es fue muy emocionante”. Así es como el Sargento Segundo Alejandro Uribe, perteneciente a la Banda Instrumental del Regimiento Escolta Presidencial Nº 1 “Granaderos”, da a conocer emocionado su participación en el desfile autorizado para este año.

Y es que, si bien en esta oportunidad la actividad fue con aforo reducido, las tradiciones se mantienen, como es el caso de la destacada figura del “Timbalero” cuya primera aparición en esta instancia data de 1936, guiando el ritmo de la banda instrumental. Hoy dicha misión estará a cargo del ya mencionado Sargento Segundo Uribe, quien lleva ocho años de trayectoria como “Timbalero” y en este año “anhelaba que se realizara la Parada Militar” manifestó y añade que “para nosotros los jinetes de bota larga es una experiencia única, siempre estamos expectantes a que se haga y cuando supe que se realizaría, la alegría de volver a desfilar me embargó tanto a mí como a mi compañero de andanzas Ulrish”.

 

 

Con Ulrish se conocieron en el año 2015. Esta conexión entre el caballo y el jinete no es de un día para otro, ya que se requiere de meses de preparación y profesionalismo. “El animal es tu compañero del día a día, te levantas y lo vas a ver, le limpias su cama, lo sacas a pasear, es una unión constante y así formas un lazo tan fuerte que pasa a ser tu compañero”, destaca. Ambos demostraron su destreza en la versión 2021 de la Gran Parada Militar.

El Sargento Segundo Uribe destaca su rol de “Timbalero” “para mí es algo único y que conlleva una gran responsabilidad, son años de historia que recae en nuestros hombros. En el principio de mi carrera era una de mis sueños, nunca pensé que se haría realidad y es lo que estoy viviendo hoy”.

Para esta nueva versión de la Gran Parada Militar el Sargento Segundo Uribe se siente “orgulloso de formar parte del Ejército de Chile y más de ser Timbalero, esperando dejar un precedente a la comunidad y a las futuras generaciones de tan valiente y significativa labor”.

Departamento Comunicacional del Ejército