Seremi de Salud RM., fiscaliza elaboradoras de Pan de Pascua

Santiago, 11 diciembre 2014.- Un recorrido por grandes elaboradoras de Pan de Pascua, ubicadas en el sector de Ñuñoa realizó el Seremi de Salud RM. , Carlos Aranda  “Estamos  inspeccionando  las instalaciones y el  proceso de elaboración del pan de pascua, para   garantizar que los productos  cumplan con  la normativa sanitaria  y  así podamos resguardar  la salud de nuestra población, en vísperas de navidad”, señaló la Autoridad Sanitaria.

 

A la fecha, la Autoridad Sanitaria, ha fiscalizado 15 grandes elaboradoras de pan de pascua y ha cursado 1 sumario sanitario. Las deficiencias sanitarias más frecuentes que se encuentran durante el proceso de elaboración del Pan de Pascua  son: el  incumplimiento del etiquetado nutricional inexistente o incompleto y  materias primas vencidas;  en muchos casos también se presentan problemas con la infraestructura del lugar  como: superficies de trabajo sucias y en mal estado, maquinarias deficientes, sistemas de refrigeración que no funcionan, fallas en el sistema eléctrico, entre otros. Por otro parte,  algunos de estos establecimientos a veces presentan  incumplimiento con los protocolos internos por ej.: carecen de un programa de control de plagas y  presentan un deficiente  almacenaje de productos en bodega (ubicación y clasificación  de éstos).

 

El Seremi de Salud RM, Carlos Aranda recomendó “adquirir el  Pan de Pascua  en lugares establecidos, fijarse en la  higiene del lugar, en el rotulado del producto, fecha de elaboración y vencimiento, además de inspeccionar su consistencia y olor para prevenir que este alimento navideño sea consumido en malas condiciones”.

 

Debido a la mayor ingesta de calorías  en las fiestas de fin de año, el Seremi de Salud RM. , Carlos Aranda, hizo un llamado a la población a “celebrar en familia, pero moderando el consumo de ciertos alimentos,  como el pan de pascua, que en promedio tiene 400 Kcal por 100 g., si se come un porción normal de este alimento  se debe evitar el consumo de galletas y pan corriente, especialmente la población de alto riesgo como diabéticos e hipertensos, ya que al exceder el régimen alimenticio recomendado  para su enfermedad, se pueden descompensar y sufrir un desorden metabólico”. En navidad también se acostumbra a beber el tradicional Cola de Mono, pero su  alto grado alcohólico y las calorías que proporciona  la leche y el azúcar, hacen que  este trago aporte  aproximadamente 180 a 200  Kcal por 120 cc.  Se recomienda consumirlo con moderación  o utilizar ingredientes bajos en calorías como: leche descremada, endulzante natural  y muy poca aguardiente, para evitar una ingesta excesiva de calorías.

 

Por su parte, la Seremi de Salud RM., continúa fiscalizando en toda la Región Metropolitana, el estado de conservación y manipulación  de las materias primas  que se utilizan en la elaboración del Pan de Pascua y  el  producto terminado. Las multas a las que se exponen quienes incumplan la normativa sanitaria oscilan entre 0,1 y 1000 UTM.

 

Fuente: Prensa SERNAC