Mesa de trabajo entre Colbún y agricultores de Curacaví y María Pinto comenzará a elaborar catastro de daños

La consolidación de datos se iniciará mañana durante la segunda jornada de la mesa de trabajo conformada para solucionar conflicto con los regantes de María Pinto y Curacaví, que fueron gravemente perjudicados por la falta de agua tras el desplome de un túnel del Canal de Las Mercedes, cuya mantención está a cargo de la eléctrica controlada por el Grupo Matte.  

Luego de que el viernes pasado la ministra de Agricultura, María Emilia Undurraga, diera inicio a las conversaciones entre los distintos actores del conflicto entre Colbún y los más de 1.300 agricultores afectados por el derrumbe del Túnel Patagüilla, mañana se realizará una nueva jornada de la mesa de trabajo, en la que tanto los agricultores afectados, como la eléctrica controlada por el Grupo Matte comenzarán a trabajar en un catastro de daños.

La instancia contará con la presencia de expertos que se encuentran trabajando con la Asociación del Canal de Las Mercedes, que se han desplegado por el territorio y han tenido contacto directo con los agricultores afectados, además de especialistas dispuestos por la empresa eléctrica.

Cabe recordar que fueron 16.000 hectáreas de cultivo las que se vieron afectadas tras el corte de suministro del Canal, cuya mantención, al igual que la de sus túneles, es de exclusiva responsabilidad de Colbún. 

“Nos parece muy positivo que podamos trabajar en una cifra, para cuantificar el verdadero daño que se produjo en esta catástrofe. Esperamos que una vez que nos pongamos de acuerdo en esa cantidad, Colbún responda, de manera completa y urgente, por las pérdidas causadas”, comenta Juan Carlos Ruiz, gerente general de la Asociación.

Fuente: Extend.