Inician donación de ventiladores mecánicos hechos en la UC para enfrentar peak de casos Covid

– Solución chilena validada clínicamente el año pasado, pasó de ser usada como una tecnología de emergencia en pacientes, a realizar prestaciones ventilatorias de forma completa.

 

La Universidad Católica (UC) inició un proceso de donación de 20 ventiladores mecánicos completos a los centros de salud Metropolitano Sur-Oriente, Coquimbo, Maule, Ñuble y Concepción, para ayudar a enfrentar el segundo peak de casos Covid-19.

 

Se trata del ventilador mecánico invasivo de emergencia rápido y seguro (VEMERS UC) desarrollado y producido en Ingeniería Mecánica y Metalúrgica UC, gracias al financiamiento de Corfo y de Sofofa Hub. Esto en el marco de la iniciativa “Un Respiro para Chile”, impulsado en conjunto con el Ministerio de Ciencia y el BID.

 

“La solución tecnológica validada clínicamente en agosto de 2020, pasó a tener prestaciones como un ventilador mecánico completo. Esto significa que ya no sólo será usado en pacientes como un equipo de emergencia”, adelantó Luciano Chiang, director del proyecto.

 

El académico de Ingeniería UC destacó el proceso colaborativo en el desarrollo de esta tecnología local, porque permite a las universidades entregar una respuesta efectiva y concreta ante el aumento de casos Covid-19 que enfrenta el país.

 

“Gracias al apoyo público-privado recibido el año pasado y al respaldo institucional interno, hoy contamos con las capacidades para desarrollar ventiladores completos a un costo mucho menor, porque los equipos están diseñados con un concepto de fabricación por ensamble de piezas confiables y más fáciles de encontrar en el comercio”, agregó Luciano Chiang.

 

El ingeniero precisó que el costo de la solución UC representa hasta la décima parte de un ventilador de alta gama, lo que permite obtener una tecnología económicamente viable para países en desarrollo.

 

VEMERS funciona conectado a un computador industrial, el cual tiene una pantalla táctil y un programa que permite monitorear a distancia todo su funcionamiento, para saber cómo está respondiendo el paciente.

 

El sistema computacional del dispositivo entrega gráficos en tiempo real de presión, flujo y volumen. También despliega mensajes de alerta ante cualquier incidencia, así como valores que define el personal médico para monitorear a los pacientes.

 

En esta última fase del desarrollo participó un equipo de profesionales altamente calificados, entre ellos los ingenieros Felipe Castro, Tomás Sánchez y Braulio Sepúlveda. 

 

La solución tecnológica apoyada por el programa de Ingeniería 2030 de Corfo y la Oficina de Vinculación con la Industria de Ingeniería UC, es parte de la mesa de trabajo interdisciplinario que promueve la Vicerrectoría de Investigación UC, en conjunto con Medicina, el Centro de Innovación y otras facultades de la universidad para enfrentar la pandemia (covid19.ing.puc.cl)

 

Fuente: Ingeniería UC