Formas de disminuir el riesgo de adquirir el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH)

En el marco del Día Internacional por la Lucha contra el Sindrome de Inmunodeficiencia Adquirida o SIDA, la infectóloga de Clínica Ciudad del Mar, Dra. Camila Villalobos, entrega algunas recomendaciones para evitar su contagio y propagación.

Una de las principales formas de evitar, contraer y propagar el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida, VIH, que puede evolucionar a etapa SIDA, es conocer los riesgos de contagio, usar preservativo en todas las relaciones sexuales y testearse regularmente (tanto uno como la pareja), disminuyendo además a un menor número de parejas sexuales.

Según explica la Dra. Villalobos, siempre existe riesgo de contagio al tener relaciones sexuales sin protección con una persona portadora de VIH no controlado. “Si bien las estadísticas muestran que, según el tipo de actividad sexual, el número de contagios varía entre 4 y 138 por cada 10.000 exposiciones, hay que considerar que, en cada acto sexual no protegido, una persona puede adquirir el virus. Si se utilizan medidas para prevenir la transmisión, este riesgo disminuye. Pudiendo reducirse hasta en un 72% usando preservativo, en un 99% usando profilaxis pre-exposición (PrEP) y llegando a ser prácticamente 0% si el portador de VIH está con carga viral indetectable sostenida”, complementa.

El SIDA es una enfermedad que no tiene cura. Sin embargo, existen tratamientos con antirretrovirales eficaces que permiten mantener controlado el virus y prevenir la transmisión a otras personas. Así mismo, “si el virus se detecta a tiempo, antes de que las defensas se hayan deteriorado, tiene mejor pronóstico y con tratamiento se puede llevar una vida normal”, agrega la Dra. Villalobos.

Por lo anterior, es importante no esperar a tener síntomas para hacerse el examen, dado que estos aparecen en etapas muy tardías de la enfermedad.  Se debe testear regularmente, ya sea con test rápidos con punción en el dedo, o el Test de ELISA, con muestra de sangre venosa.

Las vías de transmisión no sexual del virus son menos frecuentes en Chile, pero de todas formas debemos recordar que se puede transmitir por vía vertical, es decir de madre a hijo/a, y que esta transmisión es prevenible, por lo que se debe hacer el examen a toda embarazada, para poder detectar la enfermedad y ofrecer tratamiento a tiempo, de ser necesario.

La vía sanguínea es extremadamente rara en nuestro país, pero existe, por lo que se recomienda no compartir jeringas en casos de drogadicción endovenosa.

Esta enfermedad, según datos de la OMS, ha cobrado la vida de más de 33 millones de personas en el mundo, y otros 38 millones viven con el virus, según cifras de julio de 2020, lo que la transforma en un problema de salud pública a nivel global. 

Fuente: Comsulting.