Adherencia al tratamiento es principal desafío en nuevo día mundial del sida

  • Carlos Pérez, infectólogo y decano de Medicina de la USS, advirtió que si bien centros públicos y privados han facilitado acceso a antirretrovirales a pacientes que viven con VIH, se deben redoblar esfuerzos para no perder continuidad en medicación.

 

Santiago, 01 de diciembre de 2020.- Al conmemorarse hoy un nuevo Día Mundial del SIDA, los especialistas advierten que el principal desafío en la batalla actual contra el VIH, en medio de este contexto de pandemia, es garantizar la adherencia al tratamiento y que los pacientes no suspendan su medicación antirretroviral.

 

Así lo señaló el infectólogo y decano de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Universidad San Sebastián, Dr. Carlos Pérez, quien recalcó que “este año ha sido difícil para todo el mundo, debido a la pandemia, y nuestros pacientes que viven con VIH no han sido una excepción”.

 

“Es muy primordial seguir insistiendo en la importancia que tiene la adherencia a la terapia antirretroviral, que es indispensable para mantener el virus suprimido y la inmunidad en las mejores condiciones posibles, sobre todo en estos momentos en que se puede tener un buen estado de salud”, dijo.

 

Señaló que en promedio, tanto a nivel público como privado, “se han dado las facilidades para que las personas puedan retirar sus medicamentos, aun cuando algunas veces la asistencia presencial a los controles médicos se ha retrasado, pero la continuidad al tratamiento en general se ha mantenido”.

 

“La idea es que esto siga así, insistir en la importancia de la adherencia, y apenas sea posible los pacientes tengan sus controles, sean presenciales o a distancia, y con sus exámenes de laboratorio, para saber cómo han seguido. En la medida que el tratamiento se ha mantenido estable, no debería haber cambiado su situación de supresión viral”, recalcó el Dr. Pérez.

 

Cabe puntualizar que en nuestro país las personas que viven con VIH suman cerca de 74 mil, de acuerdo al último informe de ONUSIDA de 2020 . El tratamiento antirretroviral (ARV) de la infección por VIH ha mejorado de forma sostenida durante los últimos años, debido al desarrollo de combinaciones de drogas más potentes, con menos efectos secundarios y que requieren una menor dosificación diaria.

 

Consultado si la pandemia puede haber contribuido a bajar o estancar el número de contagios –considerando las restricciones de desplazamiento y otras medidas de confinamiento-, el médico sostuvo que “no tenemos información científica oficial de lo que ha ocurrido, aunque creemos que el distanciamiento físico puede haber disminuido situaciones de mayor riesgo, pero igual pudieron haber ocurrido”.

 

“El llamado es a cuidarse a las personas que pudieran tener exposiciones de mayor riesgo, a tomar precauciones como el uso del condón, sobre todo en relaciones sexuales con nuevas parejas, como también acceder a profilaxis preexposición (PrEP), en caso de aquellas personas que consideren que pueden estar en riesgo. Lo importante es tomar todas las precauciones”, concluyó el Dr. Carlos Pérez.

 

Fuente: Dr. Carlos Pérez.