Banco Edwards se suma a campaña mundial contra el cáncer de mama

Imprimir

17 de octubre de 2019.-  Fomentar la prevención, detección temprana, el tratamiento y los cuidados paliativos asociados al cáncer de mama, es el objetivo que persigue Banco Edwards durante el Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, que se celebrar en todo el mundo en octubre.

Es por eso que el banco se sumó a la “Campaña Contra el Cáncer de Mama”, que realiza la multinacional Estée Lauder Companies desde hace 27 años, con el fin de sensibilizar sobre la importancia de los exámenes preventivos para evitar un diagnóstico tardío.

“En el banco creemos firmemente en la prevención del cáncer como la causa social que nos mueve y que refuerza nuestro compromiso con Chile. El cáncer de mama es la principal causa de muerte de mujeres en Chile, pero, detectado a tiempo, tiene un 95% de probabilidad de curarse. Es por eso que a través de esta campaña hacemos un llamado al autocuidado para la detección temprana de esta enfermedad”, explica Francisco Bráncoli, gerente de Banca Privada de Banco Edwards, de la Corporación Banco de Chile.

Entre las acciones que buscan difundir la importancia de realizarse chequeos periódicos para el tratamiento temprano de esta enfermedad, Banco Edwards iluminó de color rosado el frontis de ocho de sus sucursales a nivel nacional, además de cambiar su imagen corporativa añadiendo el lazo rosa, símbolo internacional asociado a la concientización sobre el cáncer de mama. A nivel interno, los colaboradores del banco podrán aportar de manera voluntaria, a través de la Fundación Chile sin Cáncer, una sesión de kinesiología para cada mujer que se somete a tratamientos y cirugías para combatir esta enfermedad.

La campaña se suma a la alianza que hace cinco años mantiene Banco Edwards con la Fundación Chile Sin Cáncer, que lidera el oncólogo Bruno Nervi, para entregar mejores oportunidades a los pacientes de oncología que se atienden a través del sistema público.

Este trabajo conjunto permitió la construcción del Centro Oncológico Ambulatorio del Hospital Sótero del Río, con el que se ha logrado:

  • Aumentar en un 60% las atenciones oncológicas y los diagnósticos tempranos de cáncer en la población suroriente de la Región Metropolitana, permitiéndoles recibir tratamientos oportunos y de calidad, pasando de 5.380 atenciones oncológicas en 2015 a 8.584 en 2018.
  • Triplicar las horas de los oncólogos.
  • Triplicar la cantidad de pacientes atendidas por cáncer de mama: de 540 en 2015 a 1.680 en 2018.
  • Disminuir las esperas de evaluación oncológica.
  • Aumentar en un 70% el número de pacientes tratados, incrementando casi el doble la administración de tratamientos de quimioterapias.

 

Fuente: Grupo Etcheberry.