Se proyecta plan de retorno: Usach ampliará acceso a actividades presenciales para estudiantes durante segundo semestre

Los espacios que se habilitarán para las clases híbridas ya están en preparación, siguiendo el plan de ampliación de acceso para funciones docentes y administrativas que prepara el Comité Campus Seguro, y con ello, ir gradualmente recuperando la rutina presencial en algunas actividades que se habían desarrollado en línea durante la peor parte de la pandemia. El plan de protección, autocuidado y trazabilidad ha dado buenos resultados entre quienes han ingresado permanentemente al campus, lo que permite proyectar el acceso a más integrantes de la comunidad universitaria.

 

Planificación de clases híbridas, medidas de protección para funcionarias/os, y habilitación de espacios nuevos son algunas de las medidas que se están implementando desde hace un tiempo en la Universidad de Santiago de Chile, con miras a la próxima ampliación del acceso al campus para personal administrativo que había permanecido con teletrabajo, y para estudiantes, especialmente de áreas aplicadas y algunas actividades docentes que retomarían la presencialidad durante este segundo semestre.

 

“Hasta ahora, la Universidad ha mantenido un número de accesos controlados a actividades críticas coordinados por el Comité Campus Seguro. Esto ha permitido el funcionamiento de la institución durante toda la pandemia”, señala el Prorrector de la Usach, Dr.  Jorge Torres poniendo énfasis en que “la favorable situación sanitaria y la experiencia adquirida en estos grupos controlados, hoy nos permiten planificar la ampliación de esos accesos para incorporar a más personas que puedan asistir al campus. Esto también significa retomar actividades docentes muy esperadas por gran parte del estudiantado”.

 

El plan de retorno se ha estado coordinando con diferentes estamentos de la Universidad de Santiago por más de un año. Contempla, entre otras medidas, nuevos espacios para la realización de clases en formato híbrido y la preparación de entornos que permitan los trabajos en grupo de manera segura. Así lo explicó el Vicerrector Académico del plantel, Dr. Julio Romero, en entrevista ayer con el programa Estación Central de Radio Usach, donde se refirió a incluir durante el segundo semestre algunas actividades prácticas esenciales, al mismo tiempo que se están evaluando cuatro tecnologías para clases híbridas con pilotaje durante segundo semestre 2021, facilitando la asimilación de tecnología y la inducción de profesoras/es.

 

“Esperamos que a partir del mes de septiembre podamos tener listas las instancias para retornar a las actividades docentes, probablemente no en su totalidad, siendo fundamentalmente clases on line, pero los talleres, laboratorios y actividades prácticas, que son un punto fuerte de la Universidad y sobre todo de las características de sus carreras, las vamos a poder realizar de manera presencial con todos los protocolos y medidas de seguridad”, aseguró el vicerrector.

 

Transición a la vida universitaria

 

El Dr. Romero sostuvo que la pandemia afectó especialmente a las y los estudiantes que ingresaron en 2020 y 2021, quienes no han tenido oportunidad de vivir la experiencia del campus Usach. Algunas cohortes incluso llegaron luego de haber cursado sus últimos años escolares en modalidad virtual y, en algunos casos, esto también afectó su rendimiento o adaptación a la vida universitaria. Por eso, la Universidad de Santiago incorporó el programa de recepción de nuevos estudiantes Transición a la Vida Universitaria, que a través de una plataforma virtual regulariza los conocimientos necesarios para un mejor ingreso a primer año de las carreras, pero que también acercó a las y los nuevos estudiantes al sistema universitario y a conocer ese espacio.

 

“Se utilizaron videos en 360º del campus, además de cursos que les han permitido nivelar contenidos de enseñanza media (…) en lenguaje, gestión personal y en matemáticas. Ya hemos proyectado esto mismo para la admisión 2022, entendiendo que los alumnos que vendrán estar podrían aún más afectados por estudiar 3ro y 4to medio de manera virtual”, aseguró la autoridad académica.

 

Sobre las medidas de seguridad que se contemplan para desarrollar el plan de retorno, el vicerrector Julio Romero explicó que estas se han aplicado permanentemente desde que se habilitó el primer ingreso para el trabajo de los laboratorios, pero que ahora los protocolos se están actualizando para hacerlos más masivos y preparar a las personas para el ingreso seguro.

 

“Esto ha requerido la toma de muestras de PCR y, en eso, la Usach es una de las instituciones que más ha aportado al sistema público de salud y que también, hoy, cuenta con un laboratorio propio para hacer PCR a las personas que ingresan al campus, aportando un sistema de trazabilidad con lectura de temperatura, con escaneo de documentos de identificación, con un sistema de salvoconductos propios de la institución. Solo esperamos que la pandemia se acabe pronto y nos dé un respiro de poder reiniciar la normalidad con seguridad”, dijo la autoridad.

 

Salas Híbridas

 

El vicerrector académico señaló que la tecnología en las clases y entornos virtuales de aprendizaje han llegado para quedarse: “estamos trabajando en la implementación de 30 salas, con tecnologías que permitirán desarrollar diferentes modelos de salas híbridas para realizar pilotos en las ocho facultades de la Universidad, y poder ampliar su cobertura a un número mayor de salas a 2022. Así, hemos evaluado instalar sistemas de captura de pizarras convencionales y pizarras digitales acompañadas de sistemas de video y audio, especialmente configurados para la realización de clases híbridas. Estas alternativas permitirán responder tecnológicamente a los modelos de docencia de las diferentes carreras que imparte nuestra Universidad”.

 

El vicerrector explica que las clases híbridas consideran una configuración del aula que permite contar con estudiantes presentes físicamente y otras/os estudiantes siguiendo la clase, laboratorio o taller de manera remota; y que ambos grupos accedan a los recursos de aprendizaje que el/la docente despliega e interactuar en igualdad de condiciones. Pronto, las unidades comunicarán qué cursos se dictarán en esta modalidad. De esta forma, llama a la comunidad a estar atenta al plan piloto de salas híbridas que cada unidad académica estará implementado durante el segundo semestre y que permitirá contar con herramientas evaluadas a la medida de las necesidades didácticas de cada una de las carreras de la Universidad.

 

Consultado por el caso de los estudiantes de regiones que deben movilizarse a Santiago para asistir a clases, el vicerrector Romero indicó que fundamentalmente los estudiantes deben tener la tranquilidad que la Universidad de Santiago lleva más de un año con un sistema de trazabilidad y protocolos que han sido probados.  “Todo este conocimiento adquirido (…) nos ha permitido adaptarnos a una situación muy compleja. Pero, ya las medidas, las configuraciones de los horarios que vamos a establecer, van a permitir una integración más tranquila, incluso de aquellas y aquellos que estén en sectores más alejados, manteniendo a la par opciones virtuales para la docencia, de manera que puedan tener acceso desde distintas vías, sin necesidad de tener mucha movilidad. Este será un gran desafío que compromete una coordinación que hoy la institución tiene”, concluyó.

 

Fuente: USACH