Presidente Piñera anuncia reapertura de la totalidad de las estaciones de la red de Metro: “Toda su capacidad está al servicio de los habitantes de la ciudad de Santiago”

Con las estaciones “Protectora de la Infancia” y “Trinidad”, de la Línea 4, se restablece la totalidad de la red de Metro en menos de un año, tras los episodios de violencia del 18 de octubre de 2019 y que provocaron daños en 118 puntos del sistema de transporte. Las obras   tuvieron un costo de US$250 millones.


El Presidente de la República, Sebastián Piñera, anunció este miércoles la puesta en marcha de las dos últimas estaciones de Metro vandalizadas y que permanecen cerradas desde octubre de 2019, con lo que la red quedará completamente operativa.

Se trata de las estaciones “Protectora de la Infancia”, en Puente Alto, y “Trinidad”, en La Florida, pertenecientes a la Línea 4. Con esto, finaliza el proceso de reconstrucción y rehabilitación de las 136 del sistema de Metro.

“Este enorme esfuerzo valió la pena porque el Metro es la columna vertebral de nuestro
sistema de transporte público y porque su plena recuperación y funcionamiento al 100% 
significa que millones y millones de compatriotas podrán ahorrar tiempo y dedicárselo a sus
familias, desplazarse con mayor seguridad y comodidad por la ciudad y mejorar su calidad
de vida”, dijo el Jefe de Estado tras visitar las oficinas de Metro de Santiago, acompañado por la Ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, y por el presidente del Metro de Santiago, Louis de Grange.  

Entre las obras realizadas se volvieron a construir las boleterías, los recintos técnicos, operacionales y las salas administrativas, todas blindadas y con revestimientos no combustibles; se restituyeron todos los sistemas de alumbrado y sonido, se recuperaron los pavimentos, y se reconstruyó la estructura y cubierta de techumbre del edificio de las estaciones que fueron afectadas por el fuego. 
Adicionalmente, y como parte del proceso de reconstrucción, se mejoraron los estándares de seguridad con el reforzamiento de los accesos con portones especiales y la incorporación de un segundo anillo de seguridad con cortinas metálicas; la incorporación de un nuevo sistema de monitoreo de cámaras en algunos accesos para mejorar la vigilancia en la estación y su entorno; y la instalación de materiales no inflamables en la pasarela que comunica el edificio de la estación con los andenes.

En el caso de la estación Protectora de la Infancia fue necesario recuperar la pasarela que comunica con el lado oriente de Vicuña Mackenna, reponiendo pavimentos, iluminación, refuerzos con malla extra resistente y portones similares a los nuevos de acceso a las estaciones. Además, se reestructuró el acceso por acera oriente de Vicuña Mackenna, aumentando su altura y reforzando los costados hasta una altura. También se completó la cubierta metálica.

“Esto ha significado un enorme esfuerzo de los trabajadores del Metro, de los trabajadores que reconstruyeron cada una de las 118 estaciones quemadas o vandalizadas, y también del Estado de Chile”, dijo el Presidente Piñera, en una ceremonia.

 

Fuente: Prensa Presidencia