Ministro Muñoz anuncia acuerdo con PNUD para ayudar a países del Caribe Oriental

El Ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, presidió hoy junto a la Administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Helen Clark, la presentación conjunta “Cooperación Sur-Sur: Experiencias del Fondo Chile-PNUD”, donde se analizó la iniciativa del “Fondo Chile contra el hambre y la pobreza”, el cual, mediante un mecanismo de financiamiento innovador, contribuye al fortalecimiento de la cooperación chilena con otros países.

En la ocasión, los expositores compartieron las  experiencias positivas y las lecciones aprendidas del Fondo, así como de las iniciativas que se llevan a cabo en América Latina, el Caribe, África y el Pacífico.

En la actividad,  asimismo, se realizó la firma de un reconocimiento a la contribución del Gobierno de Chile al proyecto de cooperación “Apoyo a enfoques multidimensionales a la erradicación de la pobreza en el Caribe Oriental”, como parte de la estrategia de Chile de cooperación Sur-Sur para el Caribe, proyecto al cual Chile realizó una primera contribución de U$1 millón de dólares.

“Creemos que cooperar es nuestro deber. Y es parte del esfuerzo de Chile por asumir sus responsabilidades en el sistema multilateral, contribuyendo a que todos los países avancen hacia el desarrollo”, afirmó el Canciller.

El Fondo Chile contra el Hambre y la Pobreza 2011–2014 ha permitido financiar 13 proyectos, habiéndose aprobado recientemente otros 7, los cuales “nos han permitido estrechar vínculos con organizaciones de la sociedad civil y agencias de Naciones Unidas”, detalló el Ministro Muñoz.

Los proyectos se desarrollan en 14 países, concentrándose principalmente en América del Sur, pero incluyendo también a África y América Central. El Canciller indicó que también se ha incrementado la ayuda humanitaria de Chile apoyando programas de vacunación contra el cólera y contra el Ébola, así como iniciativas tendientes a dar mayor atención y apoyo a refugiados o desplazados internos.

“Chile está disponible para seguir asumiendo su responsabilidad a través de una solidaridad activa y concreta con los países de la región de menor desarrollo”, concluyó el Secretario de Estado.

 

Fuente: Ministerio de Relaciones Exteriores.