Ministro de Justicia anuncia capacitación en no discriminación para servicios dependientes, en el contexto de acciones de reparación estatal por el denominado caso Atala.

En aquella oportunidad, el tribunal internacional estableció que hubo vulneración de sus derechos y los de sus hijas, por parte del Estado chileno, en una causa que tuvo su origen en la tuición de las niñas y la condición homosexual de la magistrada.

El ministro de Justicia, José Antonio Gómez, en conjunto con la directora del Fondo Nacional de Salud, Jeanette Vega, anunciaron la capacitación de funcionarios estatales en materia de no discriminación y la restitución de derechos en salud para la jueza Karen Atala y sus hijas, en el contexto de lo establecido en el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Dicho fallo, estableció que la magistrada y sus hijas, sufrieron la violación a los derechos de igualdad y a la no discriminación, además de una violación al derecho a la vida privada, razón por la que el Estado en su momento fue obligado a realizar un acto público de reconocimiento de responsabilidad internacional.

Además, la sentencia establecía que debía implementar, en un plazo razonable, programas y cursos permanentes de educación y capacitación dirigidos a funcionarios públicos.

En ese sentido, el ministro Gómez dijo que “nuestro objetivo es que todos los funcionarios públicos, todos los funcionarios del Estado, tengan conocimiento claro de cuáles son sus obligaciones en materia de no discriminación y para eso se ha decidido que en un plazo cercano, podamos tener un proyecto que nos permita establecer criterios de capacitación en torno al trato y las formas en que los funcionarios públicos deben llevar adelante las temáticas en términos de no discriminación”.

En esa línea, la autoridad ministerial confirmó que impulsará capacitaciones sobre la temática en todos los organismos dependientes de Justicia, como Gendarmería, Sename y Servicio Médico Legal, y que además gestionará también su implementación en el Poder Judicial.

Por su parte, la directora de Fonasa, Jeanette Vega, expresó que “es muy satisfactorio como seguro público de salud el haber contribuido a cumplir la sentencia reparatoria del Estado de Chile en el caso de la jueza Atala. Hemos firmado un convenio en el cual, como Estado chileno y como seguro público nos hemos comprometido. Ese convenio ya está en ejecución y la jueza Atala y sus hijas ya están recibiendo la terapia reparatoria”.

Karen Atala en tanto, valoró “el compromiso del Ministerio de Justicia para la implementación de las políticas públicas en pro de la inclusión de las personas de la diversidad sexual y especialmente en las capacitaciones y en los cursos permanentes ordenados por dicha corte interamericana como garantía de no repetición de la conducta discriminatoria que tanto daño causó a mis hijas y a mí, y que dicen relación con educar en diversidad sexual, identidad de género y derechos humanos a todos los funcionarios públicos chilenos, ese es sin duda el gran legado esta causa”.

Además del ministro de Justicia, de la directora de Fonasa y la jueza Karen Atala, estuvo presente el presidente de la Fundación Iguales, Luis Larraín; la abogada de Corporación Humanas, Camila Maturana; las investigadoras del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales, Delfina Dawson y Camila de la Maza; el abogado de Libertades Públicas, Jorge Méndez; y el jefe de la Unidad de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia, Jaime Madariaga.

 

Fuente: Comunicaciones Ministerio de Justicia