Ministerio de Justicia y Gendarmería inauguran escáner corporal en el Complejo Penitenciario de Rancagua

Esta mañana el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, junto al Director Nacional de Gendarmería, Christian Alveal  y el Subsecretario de Obras Públicas, Cristóbal Leturia,  llegaron hasta el Complejo Penitenciario de Rancagua para inaugurar un nuevo equipo de escáner corporal (body scanner), que permitirá elevar los estándares de seguridad del recinto penal. 

Se trata de un aparato modelo Soter RS 250-A, que cuenta con una tecnología de rayos X que permite obtener una imagen similar al de una radiografía, posibilitando la rápida detección de elementos prohibidos que pudieran portar todas las personas que ingresen al recinto penal, ya que proporciona una imagen que puede ser administrada en escala de colores, con zoom, brillo y contraste, facilitando la inspección. 

En la ceremonia de inauguración, también estuvo presente la Directora Regional de Gendarmería en O´Higgins, coronel Helen Leal, junto a la seremi de Justicia de la Región de O’Higgins, Bárbara Perry y el alcaide del Complejo Penitenciario de Rancagua, teniente coronel Álvaro Millanao.   

Con este hito, el Complejo Penitenciario de Rancagua es la primera cárcel concesionada que cuenta con esta tecnología, sumándose a las unidades penales estatales del CPF Arica, CP Arica, CP Valparaíso, CDP Santiago Sur, Cárcel de Alta Seguridad, Colina 1, Colina 2 y CCP Temuco. 

 

Cabe precisar, además, que esta tecnología utiliza 100 veces menos radiación que una radiografía de tórax, ya que cuenta con certificaciones internacionales (ANSI N43.17) más estrictas que la norma chilena en esta materia.  Además, el sistema posee un dispositivo biométrico, administrado por el Departamento de Salud de Gendarmería, que permite medir la exposición a la radiación, lo que servirá para generar reportes trimestrales al ISP.  

Tras la inauguración, el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, señaló que “esta herramienta es sumamente efectiva para detectar elementos prohibidos, aumentando la seguridad al interior de las cárceles, ya que permiten realizar una revisión corporal exhaustiva a todas las personas que ingresen al recinto, ya sean funcionarios, abogado o visitas familiares, pero sin dar un trato invasivo en el procedimiento de inspección, eliminando la revisión manual y garantizando así la integridad de las personas”. 

 

En tanto, el Director Nacional de Gendarmería, Christian Alveal, agregó que “es muy relevante contar con este tipo de tecnología al interior de las unidades penales, pues mejora y optimiza los procesos internos, donde la capacidad de detección contribuye a garantizar la seguridad integral del recinto. Además, permite un trato no invasivo en el proceso de inspección, garantizando la integridad y dignidad de las personas que visitan a los privados de libertad”. 

 

Fuente: Gendarmería