Licitación ya había sido adjudicada Experto califica segundo libro de Educación Ciudadana como una irresponsabilidad del Mineduc

El especialista en educación y académico de la Usach, Mario Sobarzo, consideró que la decisión de la cartera de invertir en otro texto más, tras reparos al trabajo del sello que ganó el concurso público, revela que “el ministerio está viendo una función ideológica en la asignatura más que esta sea un ramo formativo para los futuros ciudadanos de nuestro país, adoctrinando. Por eso, están seleccionando en forma directa con otra editorial”.

 

La Unidad de Currículum y Evaluación del Ministerio de Educación confirmó que no habrá un solo libro para impartir la asignatura de Educación Ciudadana. Ello, pese a que el concurso público ya había sido adjudicado. Al respecto, la cartera señaló que esta nueva alternativa, que aumentará el gasto público de los $210 a los $400 millones, busca “mayor efectividad en los textos (…)  porque creemos en la libertad de cada establecimiento”.

 

El experto en educación y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Mario Sobarzo, consideró esta decisión como una “irresponsabilidad” de parte del Mineduc. “El ministerio está viendo una función ideológica en la asignatura más que esta sea un ramo formativo para los futuros ciudadanos de nuestro país, adoctrinando. Por eso, están seleccionando en forma directa con otra editorial”, criticó el doctor en filosofía moral y política.

 

La licitación fue adjudicada a fines de septiembre de 2019 a la editorial Cal y Canto, para realizar el texto escolar de la asignatura que debutará en aulas de 3° medio este año. Mientras el sello sostuvo que se le solicitaron cambios “que iban a la esencia del libro, censurando contenido”, el Mineduc argumentó que ante la imposibilidad de avanzar en la corrección del texto, producto del estallido social, se resolvió distribuirlo, pero considerando otro texto más, a fin de “mostrar diferentes perspectivas respecto a un tema tan actual”.

 

El académico de la Usach rechazó este último argumento. “El objetivo del ramo era que los estudiantes sean ciudadanos activos… La idea no era que los estudiantes escogieran entre adscribir a una posición u otra, sino que a través de acciones dialógicas, debates y proyectos de intervención social puedan tomar la postura que consideren. El enfoque era el desarrollo de habilidades ciudadanas, no adscribir a uno u otro contenido”, insistió.

 

Finalmente, el especialista consideró que el ministerio demuestra con esta decisión que no comprende cómo funciona la educación al interior de las aulas, ya que los libros son solo un instrumento pedagógico para desarrollar la clase y son insuficientes por sí mismos. “El Mineduc ha demostrado tozudez y displicencia respecto a los fenómenos educativos e incomprensión respecto a cómo funciona la educación. Esa tozudez llevará al Estado a duplicar la inversión en un libro”, sentenció.

 

Fuente: USACH