Investigadores de la UTalca crean índice para medir maltrato estructural a personas mayores

Imprimir

–          El 1 de octubre se celebra en Chile el Día Nacional del Adulto Mayor.

 

 

Para el año 2050 se proyecta que en Chile habrá 6,3 millones de personas con más de 60 años, lo que corresponde a cerca del 30% de la población. Y un tema que deberá abordar la política pública es el fenómeno del maltrato estructural a las personas mayores.

Según la definición del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) el maltrato estructural es aquel que ocurre desde y en las estructuras de la sociedad mediante normas legales, sociales, culturales, económicas que actúan como trasfondo de todas las otras formas de maltrato existente. “Incluye la falta de políticas y recursos sociales y de salud, mal ejercicio e incumplimiento de las leyes existentes, de normas sociales, comunitarias y culturales que desvalorizan la imagen de la persona mayor. Esto va en perjuicio de la persona y no permite la satisfacción de sus necesidades y el desarrollo de sus potencialidades. Se expresa socialmente como discriminación, marginalidad y exclusión social”, dice el documento.

Dado que en Chile no existe una medición del maltrato estructural a las personas mayores, un grupo de investigadores de la Universidad de Talca generó la primera iniciativa a nivel nacional para generar una herramienta de tipo cuantitativo. Esto se trabajó entre 2017 y 2019 por medio del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef) de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica.

La académica de la UTalca y directora del proyecto, Carolina Riveros, explicó que es de suma relevancia que Chile pueda contar con una herramienta que permita medir esta problemática y que pueda contribuir “a mejorar tanto la planificación cualitativa como cuantitativa de las políticas públicas referidas a este grupo etario”.

Riveros agregó que “la vejez es heterogénea por lo que las políticas públicas no pueden ser genéricas, no sirven. Se debe tener en cuenta el aspecto territorial”.

Mediante este proyecto se creó el Índice Multidimensional de Maltrato Estructural al Adulto Mayor (IMMAM), que consideró 57 variables de las dimensiones económica, de salud, de autonomía y del entorno de las personas. Esta metodología se aplicó de manera piloto en las comunas de San Joaquín y Talca y este año los investigadores de la casa de estudios van a postular nuevamente al Fondef para perfeccionar el instrumento y gestionar su utilización por parte de las instituciones públicas que generan políticas en relación con los mayores.

Este trabajo, explicó Riveros, va en directa concordancia con el programa que impulsa la primera dama, Cecilia Morel, para promover las ciudades amigables para los adultos mayores.

 

Fuente: UTalca