Inteligencia artifical, datos, modelos y algoritmos para un desarrollo sostenible: la apuesta de Inria Chile en COP25

Imprimir

– El instituto de investigación en ciencias digitales, Inria Chile, organizó un side event en la zona azul de la conferencia de la ONU sobre el cambio climático, donde presentó casos concretos acerca de cómo el uso de tecnologías modernas de información está impactando en un desarrollo sustentable en Chile.

Cómo pueden contribuir las ciencias de la computación al desarrollo sostenible fue el tema de conversación en el side event que Inria Chile organizó hoy en el pabellón de Francia, en la zona azul de COP25. El encuentro reunió a la doctora en inteligencia artificial y directora del Centro de Investigación Inria Chile, Nayat Sánchez-Pi; al matemático Antoine Rousseau, quien ha desarrollado herramientas y algoritmos para acoplar varios modelos físicos, tanto para energías marinas como para la evaluación de riesgos en zonas costeras; a Vivien Mallet, científico que combina observaciones con simulaciones numéricas para modelar sistemas ambientales complejos que tienen aplicación en contaminación atmosférica, propagación del ruido urbano, tráfico vial, incendios forestales, energías renovables y predicción meteorológica; y al doctor en inteligencia artificial y director científico en Inria Chile, Luis Martí quien trabaja en inteligencia artificial ecológica.

Al encuentro asistió el ministro de Ciencia y Tecnología, Andrés Couve, quien felicitó el aporte que hace Inria Chile en nuestro país y destacó el impacto que tiene la inteligencia artificial en el medioambiente. También, estuvo presente en el side event la embajadora francesa para el Clima, Brigitte Collet, la cual enfatizó en la cooperación desinteresada de Francia a Chile, en particular la cooperación científica a través de una institución como Inria.

Todos ellos fueron convocados por Inria Chile, cuya directora Nayat Sánchez-Pi los invitó a debatir sobre cómo el desarrollo sostenible está intrínsecamente relacionado con las tecnologías modernas de la información, en particular con la inteligencia artificial, el modelamiento y la simulación, y la toma de decisiones basada en datos. 

“Desde las energías renovables al uso óptimo de los recursos para predecir eventos naturales, el uso de estas herramientas modernas como la inteligencia artifical, datos, modelos y algoritmos, son esenciales y están al servicio de las empresas y organismos gubernamentales para generar cambios e impacto positivo en el medioambiente”, planteó la doctora Sánchez-Pi.

“La inteligencia artificial y los datos son un componente esencial para comprender nuestro medioambiente, sobre todo en los casos en los que debemos predecir el resultado de sistemas complejos y dinámicos como los relacionados con el clima, los océanos, la biodiversidad, etc. Es importante porque acelera las estrategias de mitigación, adaptación e integración en áreas como energía renovable, industria, agricultura, gestión de desastres, entre otros”, explicó Nayat Sánchez-Pi

Un sistema de monitoreo de relaves mineros que permitirá conocer en línea el estado de estas piscinas de desechos para prevenir filtraciones o derrames, modelos complejos de inteligencia artificial para minimizar accidentes en minería como es el caso del proyecto con Sernageomin y modelos complejos híbridos de viento y olas para energía eólica offshore, son algunos de los desarrollos tecnológicos con que Inria Chile está aportando a un desarrollo sostenible en nuestro país y los presentó en este side event de COP25.

Además, los científicos invitados debatieron sobre Green AI o “inteligencia artificial verde”, que plantea el dilema de que la computación puede ayudarnos a reducir nuestra huella de carbono, pero a la vez también contamina en su desarrollo, porque son necesarios grandes recursos computacionales para entrenar estos modelos. Comentaron que se estima que para 2030, entre el 30 y el 50% de los recursos energéticos estén dedicados a los computadores. Plantearon, entonces, la necesidad de optimizar los procesos y utilizar métodos de aprendizaje por transferencia, entre otros, para reducir el impacto ecológico de la inteligencia artificial.

Sobre Inria

Inria, el instituto francés de investigación en ciencias digitales, promueve la excelencia científica y la transferencia de tecnología para maximizar su impacto al enfrentar los desafíos de la informática y las matemáticas, a menudo en la interfaz de otras disciplinas y aplicadas a la salud, la energía, el medioambiente y el clima, entre otros. Inria trabaja con muchas empresas y ha ayudado a la creación de más de 160 start-ups.

Sobre Inria Chile

Inria está en Chile desde 2012, donde tiene instalada su única oficina fuera de Francia. Aquí trabaja en estrecha colaboración con académicos y empresas locales, promoviendo la excelencia científica y la transferencia de tecnología con el objetivo de maximizar su impacto en proyectos concretos. Inria Chile cuenta con el apoyo de CORFO a través de su programa “Atracción de Centros de Excelencia Internacional para la Competitividad”.

Fuente: Extend.