Innovadora plataforma de educación a distancia implementada por la Usach reta a los estudiantes a aprender de manera dinámica y a su propio tiempo

Para mejorar el aprendizaje y hacer más atractiva la educación a distancia, la Universidad de Santiago ha implementado en los liceos que administra el “Aula Virtual LMS Canvas”, un sistema de enseñanza atractiva y motivante que beneficia a 4 mil estudiantes y más de 70 maestros.

 

Que la conexión a internet es inestable, que hay un solo computador para toda la casa, que ver las clases por el teléfono es complicado, que los hermanos necesitan entrar a clases en un mismo equipo al mismo tiempo o que la señal está difusa, fueron algunos de los motivos que llevaron a la Universidad de Santiago a implementar el “Aula Virtual LMS Canvas”, un innovador sistema de enseñanza que hoy beneficia a más de cuatro mil alumnos que asisten desde 1º básico a 4º medio en los liceos administrador por la Usach en Angol, Rancagua, Nueva Imperial y Santiago.



Felipe Medina, subadministrador de los liceos de administración delegada de la Usach, explica que “a diferencia de un repositorio, que es un espacio virtual donde se guardan contenidos y resultados de  investigación científica, LMS Canvas permite compartir material educativo en diversos formatos, como animaciones, videos y audios, además de posibilitar la interacción con otras aplicaciones externas como videollamadas”.



Para Medina, esto  permite “motivar al estudiante a aprender y a la vez generar su propio conocimiento, ya que la plataforma ofrece un diseño súper atractivo para las y los estudiantes, presentándoles verdaderos retos al momento de aprender y, además, les permite administrar su tiempo, sin un horario fijo”.



En el caso de los 70 docentes que han debido capacitarse como diseñadores instruccionales y los más de 120 en el uso de la plataforma, este sistema ”les facilita el seguimiento en cuanto a la participación, niveles de logro que están obteniendo y utilizar su tiempo en otros logros académicos”, señaló el subadministrador.



Este formato de educación que se encuentra disponible en los cinco liceos Usach comenzó a funcionar el 1 de marzo y ya tiene programadas las clases para todo el año. Dentro de estas se cuentan 117 cursos en plantilla con contenido prediseñado, 556 grabaciones de videos, más de 2.700 presentaciones en PowerPoint con grabación de audio y preguntas interactivas, casi 3 mil juegos interactivos en la aplicación HP5, 160 animaciones interactivas a través de la aplicación Poowtoon, más de 3 mil mini test por clase, 702 repasos creados a partir de pruebas de 15 preguntas de selección múltiple y más de 700 pruebas de nivel de 40 preguntas para Educación Media y 15 de básica.



En opinión del subadministrador, es un mecanismo muy efectivo, “porque da tiempo a los profesores que ya no tienen que estar preparando el material que está dispuesto para todo el 2021. A ellos les queda verificar el cumplimiento, lo que le quita bastante estrés al profesorado, y les permite realizar un mejor acompañamiento a los estudiantes en otro tipo de temas necesarios para la comprensión, aprendizaje y estabilidad emocional del alumnado”.



Los liceos administrados por la Usach que cuentan con este beneficio son el Liceo Experimental Artístico de Quinta Normal, el Instituto Comercial Eliodoro Domínguez de Santiago, Liceo Bicentenario Pedro Aguirre Cerda en Rancagua, el Liceo Industrial de Angol y el Liceo Industrial Nueva Imperial.



Para el prorrector de la Usach, Jorge Torres, “la Universidad de Santiago es una universidad de excelencia que cuenta con 7 años de acreditación. Esa excelencia debemos traspasarla a los liceos que están bajo nuestra administración, además  porque cuentan, en promedio, con un 80% de vulnerabilidad y muchas veces la conexión falla,  los equipos son escasos o los niños no pueden asistir a una clase en tiempo real”.



Junto a este sistema, la Universidad de Santiago ha entregado tablets, notebooks y cámaras a estudiantes que lo han requerido, con el propósito de garantizar el aprendizaje incluso en el contexto de pandemia.

Fuente: Usach.