Ingresos de Grupo EFE crecieron en un 13% impulsados por alza en servicios de pasajeros

Imprimir
  • El mayor aumento se registró en el segmento de transporte de pasajeros, cuyos ingresos crecieron en un 19% gracias al incremento de 5,3 millones de usuarios en relación con el período enero – septiembre del año pasado.
  • El EBITDA mostró una mejora de 25% respecto de igual período del año anterior, lo que significó una disminución de las pérdidas en MM$ 5.474.

 

El Reporte de los Estados Financieros de Grupo EFE, para el período enero – septiembre de 2019, da cuenta de un importante crecimiento en sus ingresos, principalmente impulsados por el aumento en el número de pasajeros transportados por sus diversos servicios a lo largo del país.

De esta forma, los ingresos por concepto de trenes de pasajeros aumentaron en MM$ 5.474, es decir, un 19% más que el período anterior con 39,8 millones de pasajeros, lo que representa un 15,5% de crecimiento.

Este incremento se registró principalmente en los servicios Metrotren Nos, que aumentó en 3,2 millones de pasajeros, lo que representa un 23,9% de incremento, y Metrotren Rancagua, que sumó 1,1 millones de usuarios adicionales, anotando una subida de 111,3%.

El servicio Biotren -operado por la filial Ferrocarriles del Sur (Fesur)- transportó cerca de 3,9 millones pasajeros, lo que equivale a un aumento de 13,2%, mientras que Metro Valparaíso mantuvo un registro similar al mismo período de 2018, con más de 15,9 millones de pasajeros, lo que representa un aumento del 3,8%.

En tanto, los ingresos por transporte de carga marcaron una leve alza de 1% y las ventas por concepto de gestión inmobiliaria y otros ingresos operacionales mostraron un incremento de 3% en comparación con el mismo período de 2018.

El EBITDA para el período reportado mostró una mejora del 25%, con un resultado que llegó a MM$-16.556, lo que refleja una disminución de la pérdida respecto de igual período de 2018, que sumó MM$5.474.

Finalmente, el resultado neto del periodo por MM$-34.476 se explica principalmente por el gasto en depreciación de los activos y por el reajuste de la deuda financiera de la empresa.

 

Fuente: EFE