Ingreso Familiar de Emergencia Ex Tesorero General de la República: “Hay recursos y en muy buenas condiciones”

El economista y académico de la Universidad de Santiago, Hernán Frigolett, se distanció de las declaraciones del Ministro de Hacienda, quien aseguró que “no hay recursos infinitos” para aumentar el beneficio a las familias vulnerables afectadas por la pandemia. A su juicio, “los recursos financieros alcanzan sin mayor problema” y que, en cualquier caso, Chile puede duplicar su deuda externa sin mayor problema, debido a que es una de las más bajas en el mundo.

 

Los US$830 millones que se utilizarán para el Ingreso Familiar de Emergencia han sido objeto de un duro debate. Pese a que fue aprobado en la Cámara de Diputados, la oposición acusó una actitud “mezquina” y que el monto resultaba “insuficiente”. Al respecto, el ministro de Hacienda Ignacio Briones salió al paso de las críticas, señalando que “no hay que pasarse películas de que hay recursos infinitos”.

 

Sin embargo, para el ex Tesorero General de la República y académico de la Universidad de Santiago, Hernán Frigolett, sí hay suficientes recursos fiscales como para entregar un mejor beneficio, por lo cual no advirtió problemas en aumentar el monto que establece el proyecto actualmente. “Los recursos financieros alcanzan sin mayor problema”, afirmó.

 

El lunes, el Gobierno ingresó un veto presidencial a la Ley de Ingreso Familiar de Emergencia. El ministro secretario general de la Presidencia, Felipe Ward, afirmó que esta acción implicaba la “última oportunidad” para destrabar la iniciativa y advirtió a los parlamentarios que, en caso de rechazarlo, tendrían que “explicarles a 4.5 millones de personas que no van a recibir este beneficio porque hubo diferencias políticas”.

 

“El Presidente había comprometido US$2 mil millones y aquí solo se están gastando US$883 millones. Es decir, un 40% o menos de lo que en un primer momento estaba anunciado que iría en alivio de los presupuestos de las familias de trabajadores informales”, afirmó el economista y académico de la Facultad de Administración y Economía (FAE) de la Usach.

 

Entre las medidas anunciadas por el Presidente Sebastián Piñera en abril, en el marco del plan económico de emergencia impulsado por el Gobierno para enfrentar la crisis producida por la pandemia del coronavirus, el Mandatario comprometió un fondo de US$2 mil millones que irían en beneficio de 2.6 millones de trabajadores informales que no tienen acceso a los beneficios del seguro de cesantía.  

 

“Si esto se puede financiar, es indudable que sí. Chile tiene una de las deudas externas más bajas y si duplicara su deuda, seguiría siendo muy baja en el contexto de la economía mundial”, sostuvo. “Hay capacidad de levantar recursos en buenas condiciones y de armar un programa fiscal que permita sobrellevar bien la crisis, preparando después un buen plan de reactivación. Hay recursos y en muy buenas condiciones”, insistió.

 

Finalmente, advirtió que tanto el Foro para el Desarrollo Justo y Sostenible como la CEPAL han especificado que el Estado debe asegurar un ingreso familiar en torno a los 320 mil pesos. “Ese monto debe ser parejo por tres meses, para que las familias puedan solventar sus servicios básicos y estar fuera de los indicadores de extrema pobreza”, concluyó Frigolett.

 

Fuente: Universidad de Santiago