Experta rechaza que se rinda el SIMCE este 20 y 21 de noviembre

Imprimir

La académica de la Usach, Dra. Lorena López, sostiene que los resultados de la prueba no reflejan la calidad educativa, sino que la desigualdad en el acceso a la educación, algo que ya se hizo patente con el estallido social. Al no aportar nada, considera, su urgencia y su necesidad no se explican. “Cuando alguien tiene fiebre, si se le toma la temperatura, luego sigue con fiebre”, afirma.

 

La Agencia de Calidad de la Educación informó que la prueba Simce se recalendarizó y que será tomada este 20 y 21 de noviembre para todos los cuartos básicos.

 

Sin embargo, para la doctora en ciencias de la educación y académica de la Universidad de Santiago, Lorena López, la rendición de esta prueba en el contexto actual es totalmente desaconsejable.

 

A su juicio, los resultados del SIMCE solo reflejan la desigualdad entre la educación pública y la privada, algo que ya ha sido demostrado por organismos nacionales e internacionales y que se hizo aún más expreso con el estallido social. En ese sentido, la prueba no vendría a demostrar nada nuevo, por lo que no se justifica ni su necesidad ni su urgencia de ser rendida ahora.

 

“En el SIMCE solo se refleja la composición del mercado y la educación como una empresa más donde se puede invertir, elementos que son parte de los cuestionamientos que emanan tras el estallido social”, afirma.

 

La académica del Departamento de Educación de la Usach, que trabajó en el Centro de Investigación en Creatividad y Educación Superior (CICES), insiste en que “los resultados que entrega el SIMCE tampoco tienen que ver con calidad educativa”.

 

“Que no se de el SIMCE no perjudica en nada a la educación chilena porque está ya está perjudicada. Es como cuando alguien tiene fiebre: si se le toma la temperatura, luego, seguirá con fiebre”, concluye.

Fuente: Usach.