Especialistas en educación y salud comparten criterios a considerar antes de regresar a las aulas

Académicos del Departamento de Educación y de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Santiago, abordaron la posibilidad de retomar las clases presenciales en Chile.

 

Luego que el ministro de Educación, Raúl Figueroa, planteara la posibilidad de retomar las clases presenciales, haciendo la comparación con la factibilidad del plebiscito en octubre, académicos de la Universidad de Santiago, de las áreas de educación y de salud, compartieron sus visiones en torno a una eventual reanudación de las actividades en los colegios de Chile. 

 

“Lo antes posible”

 

En opinión del académico del Departamento de Educación, Dr. Jaime Retamal, el retorno de los estudiantes a clases presenciales debe concretarse lo antes posible, debido a los graves problemas que, a su juicio, acarrea el sistema de enseñanza a través de internet.

 

“La continuidad pedagógica basada en los recursos virtuales ha sido un desastre. Nos ha mostrado la peor cara de la desigualdad socio escolar. El trabajo escolar hecho en casa aumenta la desigualdad entre estudiantes, y la pandemia ha expuesto esa fractura social que existe entre los niños más vulnerables y los menos vulnerables en nuestro sistema escolar”, señaló el experto.

 

Respecto a lo anterior, el Doctor en Ciencias de la Educación, enfatizó en que un retorno “lo antes posible”, implica, primero, considerar el criterio sanitario y garantizar medidas de prevención como la gradualidad del regreso y una rotación entre el sistema presencial y virtual, además de establecer un diálogo entre las autoridades, profesores, funcionarios, apoderados y estudiantes.

 

“Como se ha podido observar en diversas partes del mundo, las autoridades han dejado a un lado cualquier disputa ideológica que pueda, de una u otra manera, dividir el entendimiento, y han procurado mantener un diálogo constante con estos actores”, señaló Retamal, agregando que, desde su óptica, “las autoridades, al asumir un liderazgo descontrolado, un poco autoritario, sin comunicarse con los actores, no contribuyen a solucionar el problema”.

 

De no reanudarse las clases presenciales, añadió Retamal, las autoridades deberán garantizar el acceso de cada estudiante a una conexión a internet de calidad, así como a los dispositivos tecnológicos necesarios. 

 

Seguimiento al proceso escolar virtual

 

Para el Doctor en Ciencias de la Educación y académico del Departamento de Educación, Daniel Ríos, la crisis sanitaria aún no estaría resuelta en nuestro país y comparar el uso de las escuelas para un solo día en específico, como en el caso del plebiscito, no es equiparable a la vuelta de un proceso educativo completo “que requiere condiciones diferentes y depende de múltiples factores”.

 

“En algunas ciudades y comunas se devolvieron en las fases del Plan “Paso a Paso”, por lo que, claramente, la crisis sanitaria no está resuelta en el país. La verdad es que veo muy difícil una vuelta segura este año, creo que no hay condiciones, y creo que nadie, ni el Ministro de Salud, ni el de Educación, o la mesa de salud, están en condiciones de ofrecer garantías reales para que la vuelta a clases sea en unos meses y de manera segura para todos los actores escolares”, sostuvo.

 

El especialista en evaluación y medición educacional, también hizo énfasis en la importancia de realizar un seguimiento a los procesos escolares y la elaboración de un protocolo que contenga normas de comportamiento y medidas de seguridad sanitaria en una eventual vuelta a clases bajo un contexto donde el coronavirus aún no tenga una vacuna para todos.

 

“En lo que deberíamos estar preocupados nosotros, y también el ministro, es en cómo monitoreamos desde el Ministerio de Educación los procesos escolares y virtuales, donde se ha hecho un gran esfuerzo a nivel de escuelas y en donde hay que tener en cuenta que muchas familias no tienen conectividad. También hay que pensar en protocolos para las escuelas, donde se puedan mantener todas las medidas de seguridad, se garantice sanitización en las salas de clases y en todos los espacios al interior de la comunidad escolar”, indicó el Doctor Daniel Ríos, académico del Departamento de Educación.

 

No hay recetas mágicas

 

Desde el ámbito de la salud, el infectólogo y académico de la Facultad de Ciencias Médicas, Ignacio Silva, planteó que no es fácil establecer una pauta general para el retorno a los colegios, pues se deben considerar variables diversas tales como la cantidad de estudiantes en el recinto, la situación comunal y regional o el nivel educacional que imparte el establecimiento (colegio, liceo o jardín infantil).

 

En palabras del académico, la pregunta sobre un pronto retorno a clases “es difícil, pues no existe una respuesta común. Nadie lo sabe”. 

 

“Hay distintas experiencias en distintos lugares del mundo y con distintos contextos epidemiológicos, pero creo que el principal mensaje es que la decisión se tiene que tomar región por región y comuna por comuna”, precisó. 

 

“Probablemente en la Región Metropolitana es complejo plantear una reapertura de clases en el contexto actual, donde tenemos una cantidad todavía muy significativa de casos, que, si bien es mejor que lo que tuvimos en mayo y junio, sigue siendo un número constante de casos nuevos”, añadió el experto. 

 

Vigilancia y plan de rebrote

 

A su vez, el asesor de la OMS y académico de la Facultad de Ciencias Médicas, Pablo Villalobos, llamó a ser “bastante cautelosos” con este tema ya que, a pesar de que “el aprendizaje en las aulas es irremplazable”, la experiencia en otros países demostraría que han surgido rebrotes a pesar de estar en fases avanzadas de desconfinamiento.

 

“Hay que tener una buena vigilancia y tener un plan en caso de que hubiese rebrotes. Además, el tema de los niños pequeños y preescolares es súper complejo, hemos tenido problemas con el desconfinamiento con la población adulta para acatar las medidas de prevención, y hace más complicado pensar que eso se puede dar en otras poblaciones”, explicó el académico.

 

Por otro lado, el especialista en salud y políticas públicas, indicó que, en caso de implementarse el retorno al colegio, desde el punto de vista sanitario se debería establecer una “meta de cantidad de casos” por región o comuna y una “implementación parcelada” para priorizar algunos cursos en las escuelas y garantizar condiciones seguras para los alumnos en los establecimientos.

 

“Hay que tener alguna meta de cantidad de casos que nos permita decir cuándo es seguro pensar en implementar el retorno al colegio. En Estados Unidos, en algunos estados se retornaba cuando la tasa de positividad de los test bajaban del 5%, entonces hay que tener una seguridad de que las tasas de contagios se mantengan al mínimo. La idea también sería una implementación parcelada, que vuelvan solo los estudiantes de la enseñanza media por ejemplo, siempre y cuando estén las condiciones sanitarias y se respeten las medidas de prevención básica”, concluyó el académico.

 

Fuente: Usach.