Ejército despide al CB1 Alejandro Celis Inostroza (Q.E.P.D.)

          Con la presencia de sus familiares y del Comandante en Jefe del Ejército, general Ricardo Martínez Menanteau, la Institución efectuó, en la capilla del Regimiento N° 19 “Cochagua”, un responso en memoria del cabo primero Alejandro Celis Inostroza (Q.E.P.D.), quien falleciera en cumplimiento de su deber, mientras prestaba labores de apoyo a la comunidad durante el Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe.

En la ceremonia religiosa, realizada ayer martes 19, hizo uso de la palabra el comandante del Regimiento N° 19 “Colchagua”, coronel Iván Labra Salazar, quien a nombre del Ejército lamentó profundamente el sensible fallecimiento del cabo primero Celis, a consecuencia del trágico accidente ocurrido en la Comuna de Marchigüe, Región del Libertador General Bernardo O’Higgins, luego que el camión militar que trasladaba a una patrulla de la unidad hacia un control sanitario en el sector de Quelantaro, perdiera el control por causas que se investigan.

          El cabo primero Alejandro Celis Inostroza (Q.E.P.D.), oriundo de San Fernando, tenía 41 años y fue un padre cariñoso y abnegado de una niña de nueve años. Siempre ligado al deporte, en donde participó en la división cadetes del Club Colchagua y, posteriormente tuvo un paso por en el fútbol amateur defendiendo los colores de Deportivo San Fernando de la Población 18, el cabo primero Celis sirvió durante 19 años en el Ejército de Chile. La motivación, profesionalismo y dedicación que tenía en su actividad deportiva la compartió durante su carrera militar, en donde realizó su Servicio Militar en el Regimiento N° 19 “Colchagua”, unidad que fue testigo de su entrega y vocación de servicio por el país.

Tal como lo destacó el coronel Labra en su alocución, “será recordado como el primer mártir de este glorioso regimiento, y ha caído cumpliendo su deber, falleció haciendo carne el sagrado juramento de dar vida si fuese necesario. Y agregó que “complementó su sentido del deber y firme carácter con la alegría y jovial conducta que le era ampliamente reconocida, lo que llevó a tener el aprecio de todos quienes conformamos este regimiento. Sin duda es un ejemplo de vida y de vocación de servicio para todos nosotros, por eso para su familia nuestro profundo pesar y eterna gratitud por habernos permitido contar con Alejandro en nuestras filas y del mismo modo nuestro apoyo y sentimientos de congoja por su irreparable pérdida.

El responso finalizó con la entrega de la bandera nacional por parte del Comandante en Jefe del Ejército a la señora e hija del cabo primero Celis, para simbolizar el servicio entregado a la Patria y agradecer su abnegado sentido del deber. 

Cabe señalar que previo al acto religioso, el general Martínez se reunió con la unidad para entregarles de manera personal las condolencias por el sensible fallecimiento del cabo primero Celis. “Es muy triste que en el cumplimiento de una tarea que es propia de una catástrofe, un camarada pierda la vida, en especial, cuando se tiene una familia y una niña de tan solo 9 años, a quien le costará mucho asimilar esta pérdida”. Además, se refirió a las características personales y profesionales del fallecido militar, afirmando que “fue una persona de gran valor, de un compañerismo extraordinario y cuyas características son las que uno tiene que esforzarse por cumplir, por eso los insto a que su ejemplo de vida y de trabajo sea lo que ilumine las tareas que ustedes desarrollen, no solo en esta catástrofe, sino que también en el futuro”.