Defensoría de la Niñez rechaza acciones en contra de la autonomía e independencia de La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

La Defensoría de los Derechos de la Niñez de Chile, como órgano autónomo de derechos humanos, rechaza enérgica y categóricamente la decisión del Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Sr. Luis Almagro, de prescindir de la renovación del mandato del Sr. Paulo Abrão como Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La decisión de apartar al Sr. Paulo Abrão de su cargo, quien participó en noviembre de 2019 y enero de 2020, activa y personalmente en la visita in loco de la CIDH a nuestro país, con ocasión de las graves violaciones a derechos humanos sufridos por niños, niñas y adolescentes y por adultos con ocasión del ejercicio indebido de la fuerza policial; representa un incomprensible ataque a la autonomía e independencia de este fundamental organismo internacional de derechos humanos del Sistema Interamericano, características centrales de su accionar que este atentado afecta directamente, incidiendo de manera perjudicial en la labor de defensa y promoción de los derechos humanos de los habitantes de los países que han ratificado la Carta de la OEA.

Observamos con preocupación y desaliento que uno de los principales órganos del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, en razón de argumentos que no se condicen con decisiones anteriores de la Secretaría General de la OEA, ni con lo que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha establecido en relación al accionar de la CIDH, quede sometido a la decisión unilateral del Secretario General de la OEA, sin respetar la renovación del mandato que la misma CIDH, bajo sus estatutos e independencia, ha resuelto en enero de 2020.

Tanto los países y sus autoridades, como también los organismos internacionales, deben comprometerse con el respeto irrestricto a los derechos humanos y, en razón de dicho compromiso, reforzar y no atentar contra el mandato de aquellos órganos independientes creados para su promoción y protección. La autonomía e independencia de estos últimos es condición base para que puedan cumplir con su labor, por lo que, para la Defensoría de los Derechos de la Niñez de Chile, reconociendo el crucial rol que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos representa en la promoción, respeto y garantización de los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes que viven en Chile, resulta particularmente grave que, siendo la CIDH un órgano principal y autónomo de la OEA, cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, sufra esta injerencia incomprensible en el ejercicio de su mandato.

Solicitamos expresamente a la Secretaría General de la OEA que, respetando estrictamente la autonomía e independencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, atendiendo a la definición adoptada por dicho organismo, renueve, a la máxima brevedad, la designación del Sr. Paulo Abrão como Secretario Ejecutivo de dicho organismo, de manera de que su labor, destinada a que la Comisión ejecute acciones directas de promoción y protección de derechos humanos de los habitantes de los países firmantes de la Carta de la OEA, no se vean afectados por esta decisión administrativa, perjudicando directamente a los niños, niñas y adolescentes que viven en Chile y que pueden requerir de la intervención directa de este organismo.

 

 

Fuente: Defensoría de la Niñez