Declaración pública Clínica Dávila

Imprimir

Tras las declaraciones aparecidas en los medios de comunicación Clínica Dávila afirma:

1. Clínica Dávila ha cumplido y cumple estrictamente con los mandatos de la Ley de Urgencia, que beneficia a personas con “riesgo vital o con secuela funcional grave de no mediar atención médica inmediata”, y no aplica cobros de ningún tipo a los pacientes que ingresan a través de ella.

2. Para aquellos casos que no clasifican dentro de esta ley, la clínica ofrece alternativas de pago acorde a los reglamentos y regulaciones vigentes.

3. En cuanto a los casos de pacientes de la institución dados a conocer públicamente, podemos afirmar que, tras una acuciosa revisión de sus antecedentes, se concluyó que ninguno de ellos era beneficiario de la cobertura de Ley de Urgencia, tal como fue consignado por el médico del Servicio de Urgencia en el momento de la atención. Dos de los tres casos corresponden a pacientes que ingresaron por el Servicio de Urgencia y luego fueron derivados a la Unidad de Hospitalización, mientras que el tercero es una cirugía electiva programada.

4. La institución ha colaborado y entregado toda la información solicitada por la Superintendencia de Salud en las fiscalizaciones efectuadas. Además, permanentemente revisa sus procesos internos y está comprometida con la mejora continua de estos.

Clínica Dávila cumple un rol fundamental en el cuidado de la salud de la población, independiente de su previsión. A modo de ejemplo, en el caso de FONASA, anualmente nacen más de 2.800 niños mediante sistema Pago Asociado a Diagnóstico (PAD), se realizan 14.000 hospitalizaciones, 300.000 consultas médicas ambulatorias y más de 26.000 consultas de urgencia.