Corfo celebra 80 años siendo agente clave para el desarrollo económico y emprendimiento del país

Imprimir

En todos estos años la Corporación de Fomento a la Producción (Corfo) ha apoyado e impulsando el desarrollo industrial y económico del país, en sectores como la agroindustria, Energía, Minería, Turismo,  Innovación y muchos más. El desafío ahora es pensar cómo va a ser el Chile del 2100.

¿Qué alimentos vamos a comer? ¿Cómo nos vamos a mover en la ciudad? ¿Cómo serán nuestros trabajos? Esas son algunas de las interrogantes que se deben enfrentar para un cambio a futuro, cambio que pretende desarrollar Corfo en cómo vivimos, agregando valor agregado en los territorios y cambiando la vida de los chilenos en base a la innovación.

El desarrollo de Chile no se entiende sin la Corfo, quienes han aportado al desarrollo social, económico y cultural del país. La revolución industrial 4.0 toca la puerta y es fundamental construir un camino hacia una nueva economía para ampliar su capacidad, para que la gente joven en vez de proyectarse como empleados, lo hagan como emprendedores.

Para el director regional de Corfo O’Higgins, Emiliano Orueta, es importante ser parte y  apoyar el proceso de cambio que la economía regional necesita, para preparar a las empresas y adelantarnos a los desafíos que la economía del futuro demanda, como por ejemplo la digitalización, la sustentabilidad y la economía circular.

“Siempre acorde a esta mirada de futuro, en el año 2018, como región de  O’Higgins logramos apoyar más de 2 mil pymes y emprendedores con las diversas líneas de apoyo que contamos, con una inversión por más de 3 mil 400 millones de pesos en proyectos para levantar a  pymes y emprendedores que se le jugaron por crear e innovar. Agradezco al Gobierno Regional y a sus Consejeros por el apoyo que nos brindan en su gestión para hacer de O’Higgins, una región más desarrollada, innovadora y competitiva”. Destacó el director regional de Corfo, Emiliano Orueta Bustos.

En sus 80 años de existencia, más simple y cercana, al servicio de la innovación y el emprendimiento, en constante movimiento; junto a las pequeñas y medianas empresas, ese es el manifiesto de la Corfo, el cual busca ampliar la base de la economía, que exista mayor innovación y apostar por las iniciativas que impacten e impulsen proyectos significativos y así liderar la conversación que impone la agenda del futuro, la cual apunta al corazón del desafío en los próximos 80 años,  de una economía circular.

Corfo nació luego que Chile fuera azotado por un desastre natural en 1939. Desde ese entonces ha sido clave en el aporte al  desarrollo productivo nacional, fortaleciendo el capital humano y las capacidades tecnológicas para alcanzar el desarrollo sostenible y territorialmente equilibrado, apoyando a las empresas de alto potencial desde sus primeras etapas, como emprendedores, hasta su proceso de escalamiento, innovación y salida al mundo.

“Hoy nos preparamos para seguir apoyando a las empresas  para los próximos 80 años y la invitación es que juntos construyamos y seamos el principal impulsor del desarrollo de Chile y sus regiones”, señaló  Emiliano Orueta, director regional de Corfo O’Higgins.

Fuente: Corfo.