Conoce el examen que te dirá cuántas calorías quemas en reposo y durante el ejercicio

Imprimir

– En Clínica INDISA, todos los médicos están disponibles para apoyar a cada paciente a mejorar su calidad de vida y lograr sus objetivos.

 

              El examen de calorimetría indirecta en reposo es un procedimiento no invasivo e indoloro que permite estimar, de manera inmediata, el gasto calórico en reposo y la tasa de oxidación de los sustratos energéticos: carbohidratos y ácidos grasos.

              En el caso de la calorimetría en ejercicio, nos permite conocer el porcentaje de hidratos de carbono o grasa que una persona consume a determinadas intensidades de ejercicio y evalúa el gasto calórico en ejercicio.

Lo anterior es posible gracias a los equipos de última generación con que cuenta Clínica INDISA, a través de los cuales puede entregar resultados más certeros y específicos a los pacientes.

              La kinesióloga de Clínica INDISA, Erika Troncoso, es parte del Centro de Medicina Física y Rehabilitación de la Clínica y explica que “el objetivo de estos exámenes es que los pacientes, con ayuda de un equipo multidisciplinario, logren de manera eficiente alcanzar sus objetivos terapéuticos y una vida más saludable”. Destaca que “conocer el gasto energético basal y su composición puede ser de gran importancia para determinar un plan de nutrición, de acuerdo a los requerimientos calóricos individuales”.

 

En qué consiste el examen

              En la calorimetría en reposo, la persona debe estar acostada durante 20 minutos con una mascarilla, sin moverse, sin hablar ni dormirse, mientras respira a través de ella. 

              El paciente debe estar en ayuno y no haber realizado ejercicio físico, a lo menos, las 12 horas previas al examen.

              Por otro lado, la calorimetría en ejercicio consiste en que el paciente debe realizar un test físico sobre una bicicleta durante 20 minutos, aunque el test completo tarda una hora.         

              “La calorimetría en ejercicio, al determinar a qué intensidad de ejercicio se alcanza la mayor utilización de grasas, permite evaluar la mejora en la utilización de estas tras un plan de ejercicio; además de optimizar los resultados del entrenamiento, en función de la mejora de su capacidad funcional y composición corporal”, indica la kinesióloga.

              Es fundamental contar con el apoyo de un equipo multidisciplinario para iniciar un plan de entrenamiento físico, de manera que sea personalizado y seguro, sobre todo en sujetos sedentarios y con alguna comorbilidad asociada.

              Si estás interesado en evaluar tu estado físico y metabolismo en reposo o en ejercicio, asesórate con tu médico tratante o con el equipo multidisciplinario del cual estás a cargo, ya sean cirujanos, endocrinólogos, ginecólogos, broncopulmonares, cardiólogos o nutriólogos, entre otros profesionales, que puedan ayudarte a mejorar y entregarte esta información.

              En Clínica INDISA, todos los médicos están disponibles para apoyar a cada paciente a lograr sus objetivos, de manera de mejorar su calidad de vida y sobrevida.

 

Fuente: Extend.