Banco de Chile emite su primer bono verde por US$ 48 millones

Imprimir

30 de agosto de 2019.- Un importante hito para fomentar el desarrollo sostenible del país cumplió Banco de Chile, al emitir el primer bono verde de su historia por un monto de US$ 48 millones a un plazo de 12 años. La colocación emitida en Hong Kong a una tasa de HKD + 2,90%, tiene como objetivo refinanciar una serie de proyectos sustentables de energías renovables ubicados en distintas regiones del país.

 

El cuidado del medioambiente es uno de los pilares de la estrategia de sostenibilidad de Banco de Chile y la emisión del primer bono verde del banco se enmarca dentro de una serie de iniciativas sustentables implementadas por la Corporación, que dan cuenta de su Compromiso con Chile y con el futuro de las nuevas generaciones.

 

A nivel interno destaca la medición de la huella de carbono y neutralización de las emisiones en las 384 sucursales que componen la red de Banco de Chile a lo largo del país, el programa Bici Chile -a través del cual se dejaron de emitir 13,7 toneladas de CO2 en 2018- y el programa de ahorro energético que permitió una reducción de 36,7 GWh el año pasado.

 

A lo anterior, se suma el programa de reciclaje corporativo con más de 500 puntos en todo Chile y la implementación de proyecto Paperless, que incluye reportes digitales, estados de cuentas electrónicas y papeletas de depósito sin autocopiativos. Este programa permitió un ahorro de 119 toneladas de consumo de papel en 2018, y 587 toneladas de papel reciclado. Sumado a lo anterior, Banco de Chile cuenta con el programa ECOlaborador, que permite difundir a través de canales internos (intranet y app) iniciativas sustentables, como consejos para crear compost en casa y para ahorrar energía tanto en la oficina como en casa.

 

En cuanto a iniciativas que van más allá de la Corporación, Banco de Chile cuenta con un potente voluntariado corporativo en Santiago y regiones con más de 1.000 colaboradores en acción, quienes han participado en iniciativas de alto impacto socioambiental como jornadas de limpieza de playas a lo largo del país, y campañas de reforestación que han permitido plantar 1.350 árboles nativos en las regiones Metropolitana (cerro Renca), Maule (cerro Condell) y Biobío (San Nicolás).

 

Además, en su debut como el banco oficial de Lollapalooza 2019, más de 300 voluntarios de Banco de Chile a lo largo y ancho del país, lideraron el programa de educación ambiental Rock & Recycle, en un esfuerzo por hacerse cargo de la totalidad de los residuos del festival.

 

En la misma línea, Banco de Chile se encuentran desarrollando distintas acciones para aportar en la reducción de basura, en el marco del desafío Chile Sin Basura, impulsado por Kyklos, que busca convocar a todos los chilenos a revertir los índices de generación de basura y lograr reducir, reutilizar y reciclar el 100% de los desechos que producimos para el año 2040.