Analistas de la Usach estiman que Trump apuesta por el voto ultrarreaccionario

De cara a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre en Estados Unidos, los académicos de la Facultad de Humanidades, Lucía Dammert, y del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) de la Universidad de Santiago, Fernando Estenssoro, criticaron la “retórica incendiaria” del presidente norteamericano ante las protestas originadas tras el asesinato de George Floyd y consideraron que la respuesta del mandatario apunta a ganar el respaldo de sectores afines al racismo.

 

Mientras en Estados Unidos, el presidente Donald Trump optó por movilizar al ejército ante las protestas por el asesinato del hombre afroamericano George Floyd, en manos de la policía; desde Chile, los académicos de la Universidad de Santiago, Lucía Dammert, de la Facultad de Humanidades, y Fernando Estenssoro, del Instituto de Estudios Avanzados, criticaron la respuesta del mandatario, coincidiendo en que, con sus acciones, “está echando más bencina al fuego”.

 

Para la socióloga y experta en seguridad, Lucía Dammert, “desde hace mucho tiempo, el presidente le habla a su propia base política, que es un sector sumamente radicalizado, blanco, temeroso de las minorías y, en algunos sentidos, racista, con una idea de lo liberal bien particular”.

 

A juicio de la académica, la actitud del presidente “muestra tintes autoritarios que han sido ya reconocidos y que hoy se evidencian con mucha más claridad”.

 

En la misma línea, el Doctor en Estudios Americanos, Fernando Estenssoro, cuestionó la estrategia utilizada por el magnate estadounidense, de responsabilizar a los propios manifestantes ante las consecuencias de un problema que calificó de histórico como es el racismo en Estados Unidos.

 

“Trump acusó, sin sustento, a los manifestantes de ser violentistas y estar financiados por extranjeros. Eso demuestra que, a él, como presidente, le importa cero el problema en su país. Al dar vuelta las responsabilidades y decir que los culpables son las personas que protestan, está diciendo, de otra forma, que prácticamente considera legítimo lo que hizo la policía”, indicó el experto.

 

Respecto a cómo impactan las masivas manifestaciones a raíz de la muerte de Floyd el futuro electoral de Donald Trump, los analistas sostienen que esto no es fácil de determinar.

 

“Yo creo que Donald Trump está cada vez menos seguro (de su triunfo electoral), pero también hay que entender que muchas de las personas que están en las calles protestando son, probablemente, gente que nunca ha votado o que, efectivamente, no votaría. Ese es el cálculo que está haciendo Trump. El sistema electoral norteamericano te permite ganar sin tener la mayor cantidad de votos. Entonces, probablemente, él le está hablando a la base de ciertas ciudades, donde él sabe que ganando puede llegar a conseguir la reelección presidencial”, consideró Lucía Dammert.

 

En tanto, Fernando Estenssoro, recalcó que es “difícil” proyectar el resultado de las próximas elecciones bajo el actual escenario sociopolítico.

 

“No lo sabemos, porque Trump tiene su votación importante en ese sector ultrarreaccionario. Él hace carne un aspecto cultural muy enraizado en Estados unidos. Esa es la base más dura de apoyo a Donald Trump y puede que los hechos recientes le resten un poco de votación de la población afro, pero él no fue electo gracias a ellos, y su reelección no depende de este sector”, puntualizó el analista del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Santiago.

Fuente: Usach.