Amplitud y Reforma Educacional: “Si el Gobierno no considera a las escuelas especiales, nuestros niños estarán condenados al maltrato”

Los parlamentarios de Amplitud, Lily Pérez, Karla Rubilar y Pedro Browne se reunieron esta mañana con representantes de la Unión Nacional de Educadores y Escuelas Especiales (UNEES) y la Confepa, Francia Lagos y Jorge Yáñez, respectivamente, para analizar el impacto negativo que tendrá la Reforma Educacional sobre los alumnos que son atendidos en las escuelas especiales. La razón: muchas de éstas deberán cerrar ante la imposibilidad de convertirse en establecimientos privados.

Para las autoridades, la situación que enfrentan estos establecimientos es crítica, ya que existen más de mil escuelas en Chile para niños con discapacidad y cerca del 80% son de carácter subvencionado particular.

Por lo anterior, es que la Senadora Lily Pérez presentó 19 indicaciones a la Reforma Educacional,  varias de las cuales apuntan a apoyar el trabajo de la educación especial, la principal es que las escuelas puedan ser incorporadas a la Ley SEP (Subvención Escolar Preferencial).

“Las indicaciones apuntan a que ellos también puedan optar a las subvenciones de carácter especial, a través de la ley SEP; y que ellos puedan optar a seguir siendo, desde el punto de vista administrativo, emprendedores de la educación.  Porque nosotros en Amplitud jamás hemos defendido el negociado de la educación con la plata de la subvenciones, pero si defendemos la libertad de los proyectos educativos,  la libertad de enseñanza,  y por lo tanto también que existan emprendedores de  la educación que no lucran como es el caso de estos proyectos de escuelas especiales”, dijo la Senadora Lily Pérez.

Pero la diputada Karla Rubilar fue incluso más allá y criticó que  el proyecto de ley no considera el futuro de estos menores y que con la nueva fórmula del Gobierno, que elimina la selección, serán finalmente recibidos en cualquier establecimiento sin contar con los requerimientos básicos para tratar sus discapacidades.

“La inmensa mayoría de esos niños va a terminar en su casa –probablemente- y si no en una  escuela municipal, a nuestro juicio sufriendo maltrato. Porque nosotros, desde Amplitud, creemos que un niño con discapacidad que está en una escuela municipal que no tiene las condiciones ni los profesionales para poder atenderlo en la dignidad que se merece, se homologa maltrato”, dijo la Diputada Karla Rubilar.

En este sentido, agregó que: “Nosotros creemos de verdad que si el Ministro no toma medidas para permitir que la educación especial particular subvencionada pueda existir, nuestros niños que tienen capacidades diferentes van a estar condenados al maltrato o a estar en sus casas sin educación como les corresponde en sus capacidades”

Así mismo,  hizo un duro llamado al Gobierno;  “El llamado que hacemos como Amplitud, por medio de las indicaciones que presentó la Senadora Lily Pérez, es a que nos escuchen, a que hagan visible la educación especial. Quizás ellos no marchan, no meten ruido pero  necesitan del Estado. Y si el Estado tiene una razón de ser es probablemente en educación, en la educación especial”, sentenció Rubilar.

Finalmente, la presidenta de la UNEES, Francia Lagos, manifestó que: “Si los requerimientos son imposibles de cumplir nuestras escuelas no tendrán otra posibilidad que cerrar. (…)  Estamos en  una situación de incertidumbre, de falta  de información absoluta de lo que es nuestros proyectos específicos.  A mí me parece increíble y preocupante para todos esos niños, que con tanta vocación se han atendido por años en las escuelas especiales, se hable de una manera tan liviana en decir van a ser todos integrados y la escuela que no los reciba recibirá una sanción. En cuanto a la selección, hay una incoherencia a nuestro juicio respecto  de lo que plantea la reforma y  nuestra realidad”.

 

Fuente: Prensa Amplitud.