Alerta ambiental para este martes en la RM Experto advierte que calidad del aire ha empeorado significativamente en Santiago este año

El académico del Departamento de Física de la Usach, Patricio Pérez, señaló que los niveles están volviendo a los que se registraban en 2018 y 2019, producto de las bajas temperaturas y el uso de la leña para calefacción domiciliaria. “La menor circulación vehicular por las cuarentenas no ha tenido un efecto significativo en bajar los índices”, consideró.

 

La Secretaría Regional Ministerial (Seremi) del Medio Ambiente decretó alerta ambiental para este martes 20 de julio en toda la Región Metropolitana. De acuerdo a la autoridad, la medida respondería a las malas condiciones atmosféricas en la cuenca de Santiago.

 

Para el experto en modelos de pronóstico de contaminación atmosférica y ambiental y académico de la Universidad de Santiago, Patricio Pérez, “este año en Santiago hemos tenido una calidad del aire bastante mala, significativamente peor que la del maño pasado”.

 

“Hasta el momento se han constatado ocho preemergencias ambientales por MP2.5, comparadas con las dos preemergencias que tuvimos en 2020. Estamos volviendo a niveles comparables a 2018 y 2019”, afirmó el doctor en física.

 

A su juicio, esto se debe a las desfavorables condiciones meteorológicas para la dispersión de contaminantes y las bajas temperaturas, que han provocado un incremento del uso de la leña y el carbón para calefacción domiciliaria. De hecho, la alerta de este martes prohíbe el uso de calefactores a leña en la provincia de Santiago y en las comunas de San Bernardo y Puente Alto para esta jornada.

 

“La menor circulación vehicular por las cuarentenas no ha tenido un efecto significativo en bajar los índices”, explicó el académico del Departamento de Física de la Usach.

 

“En las ciudades del sur, este año hemos tenido numerosas emergencias ambientales, agravadas por el hecho de que en esa zona la contaminación es debida principalmente al uso de leña en la calefacción domiciliaria. Las cuarentenas han implicado una mayor permanencia de las personas en sus casas, con una mayor tendencia a mantener las estufas a leña prendidas”, concluyó.

 

Fuente: USACH