Alejandra Sepúlveda Peñaranda, candidata independiente a Constituyente

Alejandra Sepúlveda Peñaranda, candidata independiente a Constituyente

“EL ‘SUBSIDIO PROTEGE’ VA EN LA LÍNEA CORRECTA, AUNQUE LAS MUJERES TIENEN NECESIDADES MULTIDIMENSIONALES”

 

  • La directora ejecutiva de ComunidadMujer y postulante por el Distrito 11, valora la medida y el acuerdo político transversal alcanzado en la materia, pero reconoce que esta aborda parte de la emergencia que supone no contar con cuidado institucionalizado para hijos e hijas y personas dependientes.
  • No obstante, asegura, la iniciativa no disminuye las brechas de género en el mundo del trabajo y apunta a que la nueva Constitución será un espacio clave para poner fin a las discriminaciones que sufren las mujeres. Además, mostró su preocupación por la dificultad de focalización en medidas para las trabajadoras, en especial por el subsidio al empleo en el que solo el 39% ha sido utilizado para nuevas contrataciones de mujeres.

 

Enero 15, 2021.- Como una medida que va en la dirección correcta, pero que no cubre las demandas y requerimientos que deben cumplir las mujeres que se encuentran al cuidado de niños menores de dos años y salieron de la fuerza de trabajo, calificó la candidata independiente a la Convención Constitucional por el Distrito 11, Alejandra Sepúlveda Peñaranda el anuncio del gobierno denominado “Subsidio Protege”.

“Más allá del monto de la ayuda que puede ser insuficiente para algunas o muy necesaria para otras, el subsidio no comprende integralmente las necesidades de las mujeres cuidadoras de niños/as y personas dependientes, pone requisitos que deberían ser algo más flexibles y que harán que, nuevamente, la focalización de este beneficio tenga un efecto incierto, en la reinserción laboral, en generar nuevas plazas de trabajo, y para abordar diversas problemáticas de un número relevante de trabajadoras”, aseguró. En tal sentido destaca la medida como estímulo para el empleo formal pero que no aborda la creciente informalidad del trabajo femenino.

La iniciativa, que será en principio por tres meses, prorrogables hasta seis, “es un avance importante en este momento tan difícil por lo que valoro y destaco  el acuerdo transversal al que han llegado el ministerio de la Mujer y Equidad de Género y las senadoras que impulsaron este tema, sin embargo, es necesario también abordar el problema de fondo, que no se soluciona con esta iniciativa, que es la ausencia de normativas para el impulso de la  corresponsabilidad social y parental y es ahí donde debemos poner más esfuerzo, más política pública y un gran acuerdo social por emparejar la cancha”.

El verdadero conflicto, a juicio de la Directora Ejecutiva  de ComunidadMujer, “es que las mujeres siempre han estado en una posición de desventaja en el mundo laboral, ya que son ellas las que, mayoritariamente, cuidan a los hijos y asumen ese costo en su contratación, a través de menos oportunidades laborales, salarios más bajos, menos posibilidades de desarrollo que las , privan de llegar a puestos más altos en las empresas o en el sector público y peor aún las obligan a optar por la informalidad al salir del mundo laboral para cuidar”.

Para Sepúlveda Peñaranda el camino para terminar con estas brechas está en la Nueva Constitución y por ello busca convertirse en constituyente, con el apoyo de Independientes No Neutrales. “Es ahí donde tenemos que poner a las mujeres en el lugar que se merecen, necesitamos una Carta Magna con perspectiva de género que consagre la igualdad y no discriminación, que elimine la violencia de género y reconozca el trabajo doméstico y de cuidado como uno que es productivo y aporta al desarrollo de la sociedad”, recalca.

Esto, se ve reflejado además, en las cifras entregadas por el Ministerio del Trabajo en las que solo el 39% del total de subsidios al empleo para nuevas contrataciones ha beneficiado a mujeres, debido a que el mayor costo de contratación por razón a la maternidad sigue intacto dada la normativa vigente, por lo que indicó, “no se han generado las suficientes herramientas e incentivos para recuperar el mercado laboral femenino, el cuidado debe ser universal y ser parte del sistema de la protección social y debemos reformar de una vez por todas la actual ley de sala cuna”.

 La postulante al Distrito 11 asegura que para que estos problemas terminen debe existir un reparto de roles y de costos de contratación equivalentes entre hombres y mujeres, con eso, a su juicio, “se va a emparejar la cancha, se acabaría con la discriminación salarial que está vinculada a la división sexual del trabajo y se lograrían oportunidades equitativas”.

En tal sentido, concuerda con aquellos expertos que apuntan a que se debe repensar la política social y su focalización. Ello porque “los subsidios deben ser eficaces en llegar a quienes lo necesitan y siendo una ayuda importante, deben ser parte de soluciones integrales. Hoy lo que tenemos para estimular el empleo femenino, el más golpeado por la pandemia si bien va en la dirección correcta, no es suficiente. Debemos abordar los problemas de fondo y más allá de reconocer el trabajo en igualdad de condiciones como un derecho, y acabar con las discriminaciones de género, reformar el código laboral actual, para que hombres y mujeres tengan derechos y deberes de cuidado equivalentes y no solo sean ellas las responsables exclusivas”, concluyó.

 

El Subsidio Protege, anunciado ayer por el gobierno será de $200.000 mensuales por cada niño menor a 2 años. Se extenderá por 3 meses y podrá ser renovado mensualmente hasta por 6 meses o mientras se mantenga el estado de excepción, indicaron las autoridades, precisando que pretenden abarcar con esta medida a unas 35 mil mujeres que laboran remuneradamente en forma dependiente e independiente y que no tengan garantizado el subsidio por sala cuna de parte del empleador.

Fuente: compactolab.