Agrícola de Jorge Schmidt, Esval y Municipalidad de LLay-Llay concretan inédito acuerdo para reforzar consumo humano

  • Agricultor cedió parte del agua de sus campos a la sanitaria, lo que que permitirá complementar la producción de agua potable y dar más seguridad al suministro a los clientes de Esval y de sistemas de agua potable rural de la zona.
  • Convenio se extenderá por once años y se espera sumar a otros APR.

 

14 de julio de 2020. Como un ejemplo de gestión integrada de cuencas, calificaron las autoridades el acuerdo que cerró Esval, la agrícola Jorge Schmidt y el Municipio de Llay-Llay. Se trata de una alianza sin fines de lucro para robustecer el consumo humano no sólo de la sanitaria, sino que también de sistemas de agua potable rural de la zona, ya conectados a las redes de la empresa, beneficiando a más de 1 millón de habitantes de la Región de Valparaíso.

“Quiero destacar la generosidad de don Jorge Schmidt, que ha dispuesto de once pozos de aguas subterráneas con sus respectivos derechos para apoyar a la comunidad ante esta crítica sequía que afecta a nuestra región y que nos aportarán un importante respaldo para el agua potable. Nuestro compromiso es hacer el uso más eficiente posible del recurso. Quiero agradecer  también la contribución del alcalde, quien será el garante público de este acuerdo”, dijo el gerente general de Esval, José Luis Murillo.

Schmidt, en tanto, comentó que “estamos conscientes de la gravedad y profundidad de la sequía que debe tener como prioridad el consumo humano y no sólo en las ciudades. Como agricultor de la zona de Llay-Llay tengo un profundo afecto y compromiso con la región y, por ello, creo que es hora de actuar. No podemos quedarnos de brazos cruzados, sobre todo si podemos ayudar a otros. Nos toca a todos colaborar y ayudar a que las familias de la región tengan agua en sus hogares”, dijo.

En tanto, el alcalde de Llay-Llay, Edgardo González, destacó que “este acuerdo nos permite en primer lugar, asegurar el consumo humano para los vecinos del radio urbano y del sector rural de Llay Llay, además de asesoría técnica y ejecución de obras que irán en directo beneficio de los APR de la comuna. Adicionalmente, poder asegurar y cuidar a la agricultura familiar campesina, también mediante la colaboración y el apoyo mutuo para asegurar que en época de escases hídrica, nuestros agricultores puedan desarrollar el riego y nos les falte el agua para realizar esta actividad tan significativa para el mundo rural de Llay Llay.

Autoridades valoran avance

El seremi de Agricultura, Humberto Lepe, valoró el avance. “Uno de los desafíos que nos propusimos fue articular a todos los actores y cómo logramos gestionar bien el agua para que alcance para todas las actividades, dando prioridad al consumo humano y permitiendo que la región también se desarrolle desde el punto de vista agrícola”, comentó.

La misma línea siguió el seremi de OO.PP., Raúl Führer, quien destacó que la proridad la tiene el consumo humano. “El Presidente nos puso el principal objetivo de hacer todo para asegurar el abastecimiento. Esto es difícil cuando tenemos 60 años de sequía sostenida y 11 años con el nivel más bajo de precipitaciones (…) la clave es que estén todos coordinados. (…) Aquí hay una cuota de generosidad para que no falle el agua para el consumo humano para el Gran Valparaíso, pero también para todos los sistemas de agua potable rural”, afirmó.

Detalles del acuerdo

El convenio se extenderá por once años (renovables) y operará de acuerdo con la demanda de agua potable que determine la sanitaria. El aporte máximo, de cerca de 1.000 l/s, representa una gran contribución al Sistema de Agua Potable de Las Vegas.

Además, considera el acceso en línea y tiempo real de los niveles de estos once pozos, la entrega de servidumbres sin costo para instalar la infraestructura necesaria para la extracción, la construcción -ya ejecutada- de una conducción de 2,4 km desde el lugar hasta el acueducto Las Vegas, la instalación y operación de telemetría, el mantenimiento preventivo de equipos e instalaciones y el pago de la energía necesaria para impulsar el agua. Por otra parte, se iniciarán los análisis para sumar a otros diez APRs a estos beneficios.

Dada la profundidad de la sequía, Schmidt también consideró obras para ir en ayuda de la pequeña agricultura familiar campesina, entre ellos: mantención y recargas del tranque Las Palmas, aporte de agua a los canales: Lorino, Valdesano, Comunero, Las Vegas y Echeverría.

El trabajo también incluye un comodato para facilitar la gestión de un subsidio y la construcción del estanque del APR Porvenir, ya finalizado. En tanto que el de Las Palmas, se encuentra en desarrollo.

 

Fuente: OC2