Subsecretario Aleuy defiende invocación de Ley de Seguridad del Estado

El subsecretario de Interior, Mahmud Aleuy, aseguró hoy que el Gobierno no invoca leyes “para hacer un show”, tras la presentación de una querella en el Octavo Juzgado de Garantía por infracción a la Ley de Seguridad del Estado (LSE), tras el ataque a un cuartel de la PDI ayer en la comuna de Providencia.

Al ser consultado por las razones que llevó al Ejecutivo a invocar la LSE en vez de la ley Antiterrorista, Aleuy explicó que esta última “no es eficiente, por muy rimbombante que sea. Si tuviéramos una ley ágil para enfrentar este tipo de delitos, si tuviéramos una nueva ley Antiterrorista perfeccionada, la hubiéramos invocado. Pero con la actual legislación es muy difícil tener eficiencia en un juicio”, puntualizó.

La autoridad puntualizó que “no se cumplen los elementos objetivos para invocar la ley Antiterrorista (utilización de artefacto de gran poder destructivo, ni la intencionalidad de generar terror en la población)”. Sin embargo, enfatizó que “considerando la gravedad del hecho, la planificación y características del mismo que provocaron una grave alteración del orden y tranquilidad pública se justifica la invocación de la ley de Seguridad del Estado”.

“Cada vez que invocamos la Ley Antiterrorista es porque los artefactos explosivos pueden dañar la vida humana. En este caso, las bombas conocidas como ‘molotov’ no califican en ese tipo, más bien lo calificaría como un acto de propaganda”, agregó.

La autoridad sostuvo que ahora es tarea del Ministerio Público determinar las pericias necesarias para aclarar el hecho delictual, sin embargo -según la calificación penal de la LSE- los individuos que atacaron el cuartel de la PDI arriesgan penas de más de 20 años de cárcel. Cinco años de sanción por LSE; hasta 10 años por incendio; hasta 10 años por porte de artefacto incendiario; y hasta 540 días por lesiones a funcionarios PDI.

Reforzamiento de cuarteles e investigación sumaria

Al ser consultado por las condiciones de seguridad de los recintos policiales, Aleuy señaló que “no es fácil explicar que un grupo de personas haya encadenado un cuartel de la PDI. Por eso solicitamos una investigación interna para aclarar los hechos”, y agregó que pidió a ambas policías que refuercen la seguridad en todos los recintos del país.

Respecto a la reacción de los funcionarios de la PDI tras el incidente, Aleuy justificó el uso de elementos disuasivos tras el ataque: “Dada la magnitud, no es exagerado que los efectivos se hayan defendido con balines de goma y con gas lacrimógeno”, puntualizó.

 

Prensa: Gabinete Subsecretario del Interior