Senador Víctor Pérez Varela “Cifras negativas del gobierno por violencia en Arauco evidencian debilidad e incapacidad en la conducción del conflicto”

Como “concluyentes” y “categóricos”, calificó el senador de la UD, Víctor Pérez Varela los datos aportados por la encuesta Biobarómetro que cuestiona severamente la conducción en materias de seguridad pública en la provincia de Arauco.

Para el legislador, los antecedentes del informe elaborado por la UCSC,  reflejan la realidad del problema que no ha sido asumido por el gobierno “Es muy grave, pero es una radiografía de lo que sucede, hoy 66,3% estiman que el gobierno lo ha hecho mal o muy mal en esta materia, estas cifras no son casualidad, ya que evidencian la debilidad en la conducción del conflicto y una incapacidad enorme en establecer estrategias para resolver los temas de fondo”, dijo el senador.

A juicio del parlamentario, las autoridades han demostrado inexperiencia y falta de sintonía con las necesidades de las comunidades, las que se expresan en el alto porcentaje que manifiesta como principal problema la falta de diálogo como una de las razones principales en la radicalización del conflicto.  La encuesta también señala que la ciudadanía cree que la responsabilidad de aquello corresponde al Gobernador de Arauco (23%), al ministro del interior (17%) y al Intendente (15,1%), autoridades que hasta ahora no han estado a la altura de las expectativas de los habitantes de Arauco.

“Un 70% de las personas piensan que la provincia estará igual o en peores condiciones al culminar la actual administración, lo que grafica las escasa credibilidad que posee el gobierno respecto a entregar soluciones para resolver la violencia en la zona, la población logró percatarse en los últimos 9 meses de la inoperancia y carencia de propuestas,  lo que resulta lamentable porque los ataques violentistas terminan afectando la inversión y los planes de desarrollo”.

En este sentido, Pérez Varela  recalcó que el documento advierte que un 58,4% no invertiría en la provincia, un 55% de los consultados no iría de vacaciones a Arauco, de ellos, un 57% no lo haría por inseguridad. “La actividad turística es una víctima más, no puede ser abandonada puesto que genera empleos y se promovía hasta ahora como un factor de impulso económico, hoy la violencia instalada en Arauco afecta a pequeños y medianos empresarios, dañando la imagen de la zona”, aseguró el congresista.