Por 12° año el transporte público es el servicio peor evaluado

Estos son algunos de los resultados dados a conocer este martes, en conferencia de prensa, por la Escuela de Administración y Economía de la Universidad Católica Silva Henríquez, al publicar la 12° encuesta anual denominada “Percepción de la población pobre de Santiago sobre servicios básicos y transporte público al año 2014 y visión evolutiva desde el año 2003”, realizado por el investigador Marcelo Yáñez P.

 

Entre sus resultados destacan:

 

Los servicios mejor calificados, en una escala de 1 a 7, por las personas vulnerables de Santiago son Retiro de basura (promedio 5,9),Gas (5,7), Electricidad (5,6), Agua potable (5,6), Alumbrado público (5,5) y Telefonía móvil (5,1).

 

Por su parte, los servicios que resultan reprobados, con promedio inferior a 4,0, son el Transporte en Metro (3,9) y el Transporte en micro (3,3).

 

  • En el último año, se aprecia una caída significativa en la evaluación promedio del Transporte en Metro, que baja 8 décimas el último año, Teléfono de casa, que disminuye 6 décimas, y el Transporte en micro, cuyo promedio baja en 4 décimas.

 

Además, si bien el 41,1% opina que “ha mejorado la calidad del transporte en Metro”, baja 14,0 puntos porcentuales desde 2013 este grupo. Por su parte, 40,6% percibe que no ha mejorado, porcentaje que crece 10,8 puntos en el mismo período.

 

En este sentido, es preciso indicar que esta encuesta se aplicó entre el 11/10 y 02/11, previo a la falla del 14/11 que involucró a las líneas 1, 2 y 5 del Metro de Santiago.

 

Por su parte, el 46,3% de las personas vulnerables considera que “el Transantiago NO va a mejorar la calidad del transporte de pasajeros en Santiago”, proporción semejante  a 2013.

 

De igual forma, el 51,5% no cree que “los cambios efectuados durante el último año al Transantiago, han mejorado la calidad del servicio”, nivel similar al año previo.

 

También, y manteniendo la tendencia de 2013, un 62,0% considera que “el Transantiago va a hacer más caro el transporte en Santiago”.

 

Beneficios del Transantiago

Respecto de los beneficios que le ha traído a la familia el Transantiago en comparación a las micros amarillas, el 68,9% de los encuestados indica que “Ninguno”, subiendo 20,0 puntos porcentuales desde el estudio previo. Además, 13,1% asevera que un beneficio obtenido es el “Pagar el pasaje con la tarjeta Bip” (aunque baja 9 puntos), siendo éstas las opciones más mencionadas.

  • Cabe mencionar que estas han sido las respuestas predominantes desde 2007.

 

Consecuencias negativas del Transantiago

En relación a las consecuencias negativas que le ha traído el Transantiago en comparación a las micros amarillas a la familia, se tiene que las ideas más reiteradas son para un 42,0% el “Mayor tiempo de espera en los paraderos” (baja  desde 2013, 7,2 puntos porcentuales), para 37,4% el “Mayor tiempo de viaje” (baja 5,7 puntos), para 20,6% el “Mayor gasto mensual en transporte” (baja 6,4 puntos) y para 27,8% la “Mayor incomodidad al interior de las micros” (baja 2,9 puntos).

 

Reclamos

En cuanto a reclamos efectivos, 10,4% de los entrevistados afirma que alguien de su familia ha efectuado algún reclamopor el Transantiago, nivel similar a todos los años anteriores. Siendo los motivos más recurrentes de los reclamos el que no se detienen en paraderos, no pasan – demoras en los recorridos, problemas con la tarjeta Bip, problemas con el chofer, caídas al subir, al bajar o dentro del bus, multas por evasión, robos y mala mantención.

 

Calificación de diferentes aspectos del transporte en micro de Santiago

De 11 aspectos relacionados con el transporte en micro de la capital, que fueron evaluados por las personas vulnerables de Santiago en 2014, todos resultaron reprobados con promedios (en una escala de 1 a 7) de 2,7 en el caso de la “Seguridad frente a asaltos a los pasajeros” (baja 4 décimas desde 2013), 2,9 el “Precio del boleto” (baja 4 décimas en su promedio desde 2013), 3,1 el “Tiempo hasta llegar a su destino” (baja 4 décimas), 3,1 el “Nivel de ruido en el interior de las micros” (baja 2 décimas), 3,1 la “Mantención mecánica de las micros” (baja 4 décimas ), 3,2 la “Mantención de vidrios y asientos” (baja 3 décimas), 3,3 el “Nivel de contaminación del aire en el interior” (se mantiene), 3,3 el “Aseo de las micros” (baja 1 décima), 3,3 la “Seguridad frente a accidentes” (baja 1 décima), 3,3 la “Cordialidad del chofer” (baja 1 décima) y 3,4 “Capacitación de los choferes” (baja 2 décimas ).

 

Marcelo Yáñez, investigador de la Universidad Católica Silva Henríquez a cargo del estudio desde 2003, destaca que “se mantiene el escepticismo entre los jefes de hogar y dueñas de casa de familias vulnerables de Santiago con el transporte público, a pesar de la ampliación de algunos servicios e incorporación de otros en los buses, además de los anuncios de extensiones y nuevas líneas del Metro”.

 

En todo caso, aclara que “no llama la atención que sea así, por la fragilidad que tiene el sistema integrado de buses y Metro del Transantiago, lo que durante 2014 quedó de manifiesto en varias ocasiones”. Aunque el estudio se hizo antes de la falla simultánea de las líneas 1, 2 y 5 del Metro del 14 de noviembre, aun así este servicio bajó de 4,7 el 2013 a 3,9 el 2014 y el sistema de buses hizo lo propio de 3,8 a 3,3.

 

Añade que “es probable que esta insatisfacción se acreciente con las alzas en el precio del pasaje, ya que para las personas es incomprensible que un servicio que, en su parecer, no funciona adecuadamente, en los aspectos más críticos para ellos, como son los tiempos de viaje, frecuencia y cobertura de la red, suba sus tarifas. De hecho, este aspecto, al igual que la mayoría de los consultados como el estado de mantención de las máquinas y seguridad frente a asaltos bajan sus calificaciones, y por otro lado, crece 20 puntos porcentuales los que afirman que el Transantiago no les ha traído ningún beneficio a su familia, llegando al 69%”.

 

Fuente: Marcelo Yáñez, académico Universidad Católica Silva Henríquez.