Mañalich rechaza cuestionamientos de Girardi por listas de espera AUGE

Como una “información falsa, que tiene por objetivo destituir a la ministra de Salud” calificó el ex titular de la cartera, Jaime Mañalich, las estimaciones dada a conocer públicamente por el senador PPD, Guido Girardi, sobre la existencia de más de tres millones de personas en lista de espera para su atención en el sistema de Salud Primaria, cifra que luego el Minsal estimó en 1.800.000. Mañalich hizo estas declaraciones en un Seminario organizado por el Instituto Libertad para analizar el sistema de Salud en Chile.

Al debate asistieron también el senador de Renovación Nacional, Francisco Chahuán, y el presidente de la Isapre Colmena, Gonzalo de la Carrera. El encuentro fue moderado por el director de IL, Antonio Horvath Gutiérrez.

“Auguro que el 2015 va a ser muy complejo en Salud”, señaló el ex ministro Mañalich, quien enfatizó que “Chile necesita urgente una reforma de verdad y no un cambio cosmético a la Ley de Isapres”. Para el ministro, las modificaciones en salud que estudia el Gobierno no están bien orientadas, pues la “prioridad moral y ética” debería estar enfocada al sistema público de salud, al cual pertenece el 85% de la población y donde se registran graves dificultades de acceso.

Aseguró que “desde el punto de vista político, salud es el Estrecho de las Termópilas y cualquier gobierno que no se tome en serio la crisis de salud pública, que es creciente, realmente va a estar en serios problemas políticos” . Y mencionó como las principales dificultades en esta área la postergación de construcción de hospitales; la “lápida” a las concesiones hospitalarias “con la falacia” de que son más caras y se demoran más; el crecimiento “explosivo” de la deuda hospitalaria; el déficit de medicamentos y especialistas; los riesgos epidemiológicos –mostrados, a su juicio, en la falta de preparación para enfrentar el Ébola o el recrudecimiento de la influenza previsto para 2015- y que “la tregua con los gremios (de la salud) está terminada”.

En este escenario, advirtió que “la gente no va a aceptar que no haya especialistas, que el consultorio esté tomado o las listas de espera”. Consultado sobre este último punto, el ex secretario de Estado señaló que “pienso que es una información falsa, que tiene por objetivo destituir a la ministra de Salud”, la cifra entregada públicamente por el senador Girardi. Según sus estimaciones, el número de personas en lista de espera debería llegar a 450 mil. Asimismo, dijo que –por los datos que maneja- las listas de espera AUGE –que en su gestión fueron reducidas a cero- deberían ser “de nuevo” de 30.000 personas.

Sobre los cambios que estudia el Gobierno, dijo que “refundacional es una palabra que se queda corta, estamos ante un cambio de paradigma, un combate ideológico” y cree que –lejos de frenarlas- el Ejecutivo “va a acelerar el ritmo y no hay fuerza que pueda detener estos cambios”. En su visión, el objetivo de la administración Bachelet es “estrangular a las Isapres hasta el punto que su actividad no sea viable”.

Fuente: Prensa Renovación Nacional.