Diputado Van Rysselberghe (UDI) emplaza al gobierno a “no seguir por la vía del opio ideológico”

El parlamentario se refirió a la crítica que hizo Evelyn Matthei a propósito de la conducción política del gobierno de la Nueva Mayoría, coincidiendo en que “las palabras de la ex candidata presidencial se ajustan al tiempo y las circunstancias de crispación que el propio gobierno ha generado con reformas que no ha sabido concretar y que tienen un profundo sesgo ideológico”.

            “Las críticas de la ex ministra y candidata presidencial, Evelyn Matthei, al gobierno de Presidenta Bachelet apuntan al centro del problema, la falta de conducción política de la Mandataria”.

Con estas palabras, el diputado de la UDI Enrique van Rysselberghe respaldó las declaraciones emitidas por Evelyn Matthei en relación al desempeño y conducción del gobierno de la Nueva Mayoría, recalcando que “las palabras de la ex candidata presidencial se ajustan al tiempo y las circunstancias de división y crispación que el propio gobierno ha generado con reformas que no ha sabido concretar y que tienen un profundo sesgo ideológico”.

“Y si bien las críticas de Matthei son las primeras que ha recibido la Presidenta a su estilo de gestión, claramente los cuestionamientos más duros y frecuentes provienen desde la Nueva Mayoría, concretamente de sectores que se identifican con el estilo de conducción política practicado por la ex Concertación”, afirmó el legislador.

Desde este punto de vista, Van Rysselberghe aseveró que “ya se ha constituido un acertado diagnóstico transversal de la situación compleja que vive nuestro país y todo apunta al escaso liderazgo que ha mostrado la Presidenta para llevar adelante reformas tan profundas como las propuestas, lo que lleva a preguntarnos si un liderazgo como el de la Presidenta Bachelet es el indicado para promover y encabezar trasformaciones tan profundas en el país”.

“Claramente la presidenta Bachelet no es Hugo Chávez, no tiene la pachorra de la señora K de Argentina ni posee el desplante de Rafael Correa de Ecuador. En suma, nuestra Presidenta dista mucho de las personalidades y los atributos que poseen los liderazgos latinoamericanos que han impulsado trasformaciones neo populistas de izquierda de nuestro vecindario”, dijo.

En esa línea, el diputado de la UDI subrayó que “a las carencias evidentes de la Presidenta para sostener una agenda trasformadora hay que sumar la ausencia de un equipo político que esté a la altura de esos cambios. El gobierno no sólo carece de conducción política, sino además ha demostrado no contar con el capital humano para presentar proyectos a la altura de los cambios propuestos”.

“Por tanto, el gobierno debe corregir sus grandes orientaciones y adecuar sus metas de acuerdo con sus capacidades reales y restricciones objetivas de tiempo y no seguir por la vía del opio ideológico que han consumido una parte de la Nueva Mayoría y que de continuar puede tener desastrosas consecuencias para el país, como lo vienen señalando cada vez más sectores sociales, gremiales y políticos del país”, remató.