Diputado Trisotti (UDI) expone al ministro del Interior las “serias falencias” en la reconstrucción de Tarapacá

En la madrugada de este miércoles, un grupo de vecinos del barrio de emergencia de la población Las Dunas de Iquique quemó neumáticos y gritó una serie de consignas en protesta por la falta de seguridad en el sector.

 

La acción de estos vecinos se suma a la larga lista de reclamos que ha habido en la región producto de una serie de deficiencias que ha tenido el proceso de reconstrucción tras los terremotos ocurrido el 1 y 2 de abril pasados.

 

Sobre esta “serias falencias” alertó el diputado UDI por Tarapacá, Renzo Trisotti, al ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo. Según explicó el parlamentario, “evidenciamos con tristeza que el proceso de reconstrucción no está funcionando. Hemos recibido una serie de denuncias y hemos podido constatar en terreno que este proceso es absolutamente deficitario”.

 

En primer lugar, Trisotti explicó que “lo que hoy día se está viendo es algo que denunciamos desde un principio: los catastros están mal hechos. Tenemos poblaciones enteras donde está interviniendo el Gobierno, donde arregla una casa y deja otras dos casas fuera, producto de los problemas en los catastros”.

 

Asimismo –continuó el parlamentario-, “nos han llegado denuncias de reparaciones que se están haciendo con los subsidios que son absolutamente básicas, sin relación entre el monto aportado y el resultado final de esa reparación”.

 

Y en el caso de los subsidios de arriendo, Trisotti dijo que “no se han entregado los dineros hasta por dos meses a muchas familias. Son familias que perdieron sus casas, que se han tenido que ir a vivir a otros lados y que el Gobierno se comprometió a apoyarlas con el pago del arriendo, pero que hoy no está cumpliendo”.

 

En este contexto, para Trisotti las protestas reflejan “la falta de presencia de las autoridades de Gobierno y el incumplimiento de promesas tanto en materia de seguridad como de construcción de muros de contención”.

 

“Esta situación ya es intolerable en la región, y es por eso que le hemos pedido al ministro del Interior que intervenga de manera directa con las autoridades regionales, principalmente con el delegado presidencial, para que haga su trabajo, y no sigamos esperando en este proceso de reconstrucción que, hasta el momento, es absolutamente deficitario”.

 

Según comentó el legislador, la respuesta del ministro Peñailillo fue “positiva”. “Entendió que esta no es una disputa política, sino que se trata de problemas evidentes y constantes que afectan a muchos vecinos producto de un proceso de reconstrucción mal llevado, y se comprometió a tomar acciones a la brevedad”, sostuvo.

 

Fuente: Prensa Diputados UDI