CORTE DE APELACIONES DE SANTIAGO DICTA CONDENA EN CASO CORFO-INVERLINK

La Corte de Apelaciones de Santiago dictó sentencia en causa abierta por una serie de irregularidades financieras cometidas por ejecutivos del holding Inverlink y de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), que provocaron millonarias pérdidas a la entidad estatal.

En fallo unánime (causa rol 2227-2013), la Quinta Sala del tribunal de alzada capitalino -integrada por los ministros Juan Escobar Zepeda, Marisol Rojas y el abogado (i) Jaime Guerrero- revocó la resolución dictada por el ministro en visita Patricio Villarroel, quien absolvió a ocho procesados por infringir la ley que regula el mercado de valores.

En la resolución, el tribunal de alzada dicto penas de 800 días de presidio para Javier Moya Cucurella; y de 541 días para Eduardo David Monasterio Lara, Eduardo Marcos Dominguín Tapia Donoso, Luis Alberto Hernández Palma, Lawrence Fernando Fletcher Vera, Juan Pablo Prieto Viviani, Gino Andrés Tirapegui Palomino y Frank Williams Leigthon Castellón, como autores del delito previsto en el inciso 2° del artículo 53 de la ley N° 18.045 sobre Mercado de Valores.

En el aspecto civil, se acogió la demanda presentada por Corfo y se determinó que los condenados deben pagar solidariamente la suma de $26.462.295.646, por concepto de daño emergente; indemnización que también debe pagar BBVA Corredora de Bolsa Limitada, por la responsabilidad derivada de la conducta de sus funcionarios Juan Pablo Prieto Viviani y Frank Williams Leighton Castellón.

Según la investigación judicial, a fines de la década de los 90, ejecutivos del holding Inverlink S.A. contactaron a Javier Moya, quien se desempeñaba en la Corfo, para realizar maniobras engañosas para eludir prohibiciones de ventas de papeles de la entidad estatal, maniobras en las que, además, contaron con el apoyo de entidades bancarias.

“Que en la triangulación de los instrumentos de plazo fijo, conforme lo que se ha venido reseñando, cada uno de los demandados, desde la posición que ocupaban ya sea dentro del Grupo Inverlink, CORFO o BBVA realizaron maniobras engañosas o fraudulentas que, en definitiva, significaron eludir la prohibición o limitación de CORFO para efectuar intermediaciones de sus excedentes de caja con corredoras que no fueran propiedad de bancos ocultando a quien estaba detrás de lo que se llevaba a cabo que era precisamente Inverlink Corredora de valores S.A. lo que finalmente acarreó una cuantiosa pérdida para la demandante en las operaciones que concluyeron sin que esa Institución recuperara los instrumentos transados. Así, por instrucciones de Monasterio Lara, los ejecutivos del Grupo -Tapia Donoso y Hernández Palma contactaron a Moya Cucurella, a cargo de la mesa de dinero de CORFO para efectuar triangulaciones y que finalmente los documentos quedaran en custodia del Grupo; Fletcher Vera ejecutivo del Grupo contactó a Prieto Viviani, SubGerente de Inversiones y operador de la mesa de dinero de BBVA, para intervenir en las operaciones de triangulación recibiendo por ello dádivas y Leighton Castellón Gerente General de BBVA fue informado y autorizó dichas operaciones, en circunstancias que la corredora no tenía siquiera ficha de CORFO como cliente con antecedentes de quienes podían obrar en su nombre y representación, sin perjuicio del irregular sistema de entrega de los instrumentos que no ingresaron por vía oficial a esa Institución”, sostiene el fallo.

 

Fuente: Prensa Poder Judicial