Chilexpress se convierte en la primera empresa chilena en incorporar camionetas a gas natural

  • La flota incluirá nuevos vehículos con combustible Gas Natural  Mercedes Sprinter 316 NGT, los cuales  generan 0% de material particulado y reducen la huella de carbono en un 40%.
  • Su autonomía, utilizando sólo gas natural, alcanza los 200 kilómetros.

Santiago, 21 de noviembre de 2014. La empresa de courier Chilexpress  incorporó camionetas a gas natural en sus operaciones, con el fin de disminuir el impacto de sus operaciones en el medio ambiente, lo que la convierte en la primera empresa a nivel nacional en utilizar este tipo de combustible en su flota.

El modelo de los nuevos vehículos es Mercedes Sprinter  NGT, los que pueden funcionar bajo dos modalidades.  Una opción es utilizar el gas natural, lo que les permite alcanzar  una autonomía de 200 kilómetros. Con ello, pueden ingresar sin restricciones de día y horario a Santiago centro.

La otra alternativa es operar el vehículo de manera tradicional, utilizando gasolina. De acuerdo a las necesidades, ambas opciones se pueden ir alternando al apretar un botón.

La tecnología a base de gas natural contamina un 40% menos que la que opera con  diesel. “Estos vehículos no emiten material particulado, emiten un 80% menos de óxido de nitrógeno y un  55% menos de monóxido de carbono, además reduce la huella de carbono en un 40%”, explicó Cristián González, gerente Corporativo de Operaciones de Chilexpress.

Chilexpress adquirió estos vehículos para probar su comportamiento en los recorridos y con distintos tipos de carga. Por el momento circularán sólo en la Región Metropolitana.

Estrategia de sostenibilidad

Esta medida se enmarca dentro de la estrategia de sostenibilidad impulsada por Chilexpress, que contempla reducir en 30% su huella de carbono al 2020. Este programa –conocido como “El futuro nos mueve”- se basa en 4 pilares centrales.

El primero es huella de carbono y contaminación atmosférica, donde la compañía busca disminuir en 90% las emisiones de material particulado de la flota de distribución. El segundo pilar es la eficiencia energética,  ámbito en que se busca reducir en 30% el consumo energético o reemplazarlo por fuentes ERNC.

El tercer eje tiene relación con la gestión de residuos, cuyo objetivo es disminuir en 90% los residuos enviados a vertederos y alcanzar un 55% de reciclaje. El último eje se refiere al abastecimiento responsable, que busca promover el desarrollo sostenible de los proveedores de la empresa,  en materia ambiental, social y económica.

 

Fuente: Proyecta Comunicaciones