Alcaldesa Tohá y Ministra de Vivienda anuncian medidas para mejorar condiciones de habitabilidad en cités de la RM

Ambas autoridades concordaron en la necesidad de generar políticas nacionales y locales para mejorar la calidad de estas viviendas resguardando su carácter patrimonial.

  • Se acordó una mesa de trabajo con distintos municipios para abordar el tema de los subarriendos y de esa manera minimizar los riesgos que genera el hacinamiento en este tipo de viviendas

Santiago, 19 de Noviembre de 2014.– La alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá y la Ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball, se reunieron este miércoles para abordar la vulnerabilidad y precariedad que presentan cités y pasajes de Santiago, luego que el incendio desatado este martes en el Barrio Yungay consumiera 17 casas y dejara a 42 familias y 143 personas damnificadas, entre ellos 33 menores.

La alcaldesa Tohá señaló que valora los anuncios que hizo la ministra y planteó que esto es  parte de un trabajo que se inició ya hace muchos meses y que aborda una temática muy compleja de manera integral.  “Los instrumentos que tenemos hoy nos impiden intervenir de manera adecuada en la problemática del hacinamiento y la precariedad de las viviendas. Acá lo que estamos haciendo junto a la ministra es adaptar esos instrumentos, cubriendo todos los frentes, como el tipo de vivienda, los arreglos que hay que hacer, los espacios comunes que tienen que ser subsidiados a través de esta vía, todos estos frentes están cubiertos en esta modificación del subsidio al patrimonio familiar y van a ser un aporte enorme para resolver los problemas que hoy tienen cites y pasajes”.

La secretaria de Estado por su parte explicó que se acordaron una serie de medidas para mejorar las condiciones de estas construcciones, las que serán implementadas en el corto plazo. La primera de ellas será mejorar las posibilidades de intervenir la infraestructura de las viviendas para garantizar condiciones mínimas de habitabilidad. “Hemos introducido una modificación importante al Programa de Protección al Patrimonio Familiar (PPPF), que permite hoy día que con subsidio del Estado se puedan mejorar, ampliar y reparar las viviendas antiguas, asumiendo su condición arquitectónica, su antigüedad, y posibilitando que ese subsidio se pueda aplicar para generar condiciones de habitabilidad”, afirmó.

Como segunda medida se acordó instaurar una mesa de trabajo con los municipios de Santiago, Recoleta, Independencia, Quinta Normal y Estación Central, que son los que concentran mayormente este tipo de construcciones, de manera que se pueda regular correctamente los arriendos de inmuebles antiguos.

Frente a esto, la alcaldesa de Santiago reafirmó la importancia de la constitución de la mesa de trabajo con distintos ediles, pues con ella “estamos dando una solución” que servirá para “tener un mecanismo que permita fiscalizar y que bajo la lógica del subarriendo no se puedan escudar los arrendadores y al final se ponga a vivir a personas en condiciones que no son, desde el punto de vista de sanidad y seguridad, aceptables”.

La Ministra explicó que “vamos a convocar la próxima semana a una mesa de trabajo con los alcaldes de estas cinco comunas para proponer una fórmula que signifique que, a través de una ordenanza local, se puedan hacer exigibles a los arrendadores las condiciones de habitabilidad que se requieren en estas viviendas antiguas”.

Por último, la ministra señaló que dada la alta demanda que presentan familias de extranjeros por este tipo de inmuebles, también se presentó una modificación al Fondo Solidario de Elección de Vivienda (DS49), que facilitará los mecanismos de acceso a una solución habitacional.

La alcaldesa precisó que es “vital terminar con estas restricciones que tenían los migrantes para acceder a los subsidios de vivienda y dejaron a muchas familias que ya estaban postulando a viviendas excluidas de poder hacerlo, esto va a facilitar a personas de otros países y que ya tienen residencia puedan acceder a una vivienda en forma y no seguir viviendo en estas condiciones tan frágiles”.

El catastro realizado por la Municipalidad de Santiago detalló que actualmente existen 587 cités y pasajes en la comuna de Santiago, en donde residen cerca de 56 mil personas. En lo que va de este año, la Municipalidad ha intervenido 14 de ellos, mejorando 238 viviendas, beneficiando a 828 personas.

 

Fuente: Prensa Municipalidad de Santiago