Alcalde por ‘rompe-paga’: “los alumnos tienen un responsable que son los apoderados”

  • Este martes se presentó la demanda por los daños ocasionados durante la ocupación ilegal de mayo pasado en el Instituto Nacional, avaluados en más de $2.700.000.
  • El jefe comunal se reunió esta tarde con un grupo de padres del liceo para explicarles cómo se está aplicando esta medida y detalló otras para evitar la toma del establecimiento.

 

Santiago, jueves 14 de junio de 2018.- El Alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, se reunió esta tarde con padres y apoderados del Instituto Nacional, para explicarles cómo se está aplicando el ‘rompe-paga’ y las medidas adoptadas para que el establecimiento recupere las clases normales, entre las que se encuentran mayor vigilancia policial y seguridad municipal.

 

“Ya se presentó la demanda por ‘rompe-paga’, que va contra los padres de los alumnos que han causado destrozos. Aquí los alumnos tienen un responsable que son los apoderados y como son menores de edad, vamos a perseguir las responsabilidades que correspondan porque aquí el ‘paga moya’ se terminó, y tenemos, como sostenedor, la responsabilidad legal de perseguir a los responsables”, dijo el edil.

 

La acción legal fue presentada el martes recién pasado contra los padres de los estudiantes que forman la directiva del Centro de Alumnos (CAIN), por los destrozos ocasionados en las tomas de mayo, que fueron convocadas por el CAIN, avaluados en $2.738.400.

 

El Alcalde también hizo un llamado al diálogo para abordar los planteamientos de los alumnos. “Estamos abogando para que haya una conversación fluida como siempre lo hemos ofrecido, les ofrezco diálogo aquí y ahora, como dijo en su momento el ex alumno y ex Presidente Ricardo Lagos. Yo no tengo ningún problema en juntarnos mañana o el fin de semana con ellos, porque tenemos que avanzar hacia una educación pública de calidad”, dijo.

 

Por último, dijo que espera que “el diálogo sea fructífero y que las clases se retomen con normalidad mañana y que el Instituto Nacional siga en la senda del año pasado, donde el liceo recuperó la excelencia, las clases terminaron en diciembre y además se están realizando mejoras en infraestructura por más de 230 millones de pesos”.

 

 Fuente: Municipalidad de Santiago.