Presidenta del PRI, Alejandra Bravo: “La visita del Papa Francisco no se entendería, sino se reúne con las víctimas de Karadima”

A días del arribo a Chile del Papa, Francisco, la presidenta del Partido Regionalista Independiente (PRI), Alejandra Bravo, quien es católica, aseguró que “la visita de Juan Pablo II tuvo un sentido claro y contundente, ayudarnos a recuperar la Democracia. La visita de Francisco no se entendería, si es que no se reúne con las víctimas de Karadima”.

La dirigente del PRI sostuvo que “para aquellos que vivimos momentos tan difíciles, durante el período de la dictadura, no podemos abstraernos de recordar la visita de Juan Pablo II a Chile en 1987 y cuando han pasado tantos años, uno logra entender con mayor profundidad el sentido pastoral y también político de su viaje al país. Hoy día, en un contexto, donde, particularmente, nuestra Iglesia Católica ha tenido que pasar por situaciones complejas, uno entiende que la llegada del Pastor de la Iglesia, como es en este caso, el Papa Francisco nos llena de alegría, nos provoca una voz de esperanza de continuar en la senda de la permanente reconstrucción de la paz en los pueblos”.

Sin embargo, Alejandra Bravo, recuerda que “hay temas pendientes en el país, como el conflicto en La Araucanía, los abusos perpetrados en contra de niños del Servicio Nacional de Menores y de las organizaciones colaboradoras que son violaciones a los derechos humanos y que no están relacionadas con una dictadura, sino en un ambiente de democracia, pero donde esto se sigue repitiendo”.  

Plantea que “desde un punto de vista personal y político, no entendería la visita del Papa Francisco si no se reúne con las víctimas de los abusos horrorosos que cometió Francisco Karadima. Hay que ser francos y decir con claridad que es un conflicto no resuelto en nuestra Iglesia, es un tema pendiente, donde el Papa Francisco podría dar una señal muy potente para que nuestra Iglesia chilena logre emerger con esperanza con los jóvenes chilenos”. Asimismo, advierte que “hay que buscar el sentido a esta visita y como ésta se hace cargo de un caso que le compete a la Iglesia como es el abuso cometido por un obispo”.

 

Fuente: Prensa PRI.