Cómo evitar atragantarse con carne este dieciocho

 

  • Más allá de las celebraciones típicas de las Fiestas Patrias, es muy importante tener presente que en estas fechas también aumenta el número de asfixias por atragantamiento, tanto en niños, como en adultos. El doctor Fernando Martínez, Coordinador Médico de Help, entrega recomendaciones para prevenir un incidente de este tipo y cómo reaccionar frente a esta situación.

La llegada de las Fiestas Patrias no solo se caracteriza por la buena mesa, bailes típicos y diversión; también hay que tener ciertas precauciones para evitar episodios que podrían poner en riesgo la vida de adultos y niños, como es el caso de un atoro por tragar un alimento mal masticado, especialmente la carne, que se transforma en el plato principal en estas fechas.

El doctor Fernando Martínez, Coordinador Médico de Help, asegura que este tipo de episodios “es muy frecuente que pasen porque la persona no está pendiente de lo que ingiere y al ocurrir de manera inesperada, muchas veces no maneja las nociones básicas para enfrentar una situación de este tipo. Por ello, es fundamental generar conciencia y advertir a la población sobre cómo reaccionar a tiempo para evitar el riesgo de secuelas graves o incluso la muerte”.

En el caso de los adultos, este tipo de accidentes se puede evitar intentando consumir los alimentos en trozos pequeños; comer de forma lenta y cuidadosa, más aún si utiliza prótesis dental; tratar de no reírse y hablar animadamente, o bien, discutir de manera acalorada mientras está comiendo y no consumir bebidas alcohólicas en exceso durante las comidas.

 

En los niños, se debe tener especial cuidado, ya que es más factible que se introduzcan otros objetos en la boca, especialmente los menores de tres años, enfatiza el especialista. Y en este sentido es clave vigilarlos mientras comen y evitar que otras personas le den alimentos que puedan obstruir las vías respiratorias, como trozos de carne muy grandes, caramelos duros, frutos secos, uvas, palomitas de maíz o zanahorias crudas.

 

Maniobra de Hemlich

El doctor Martínez sostiene que es fundamental saber actuar y manejar la denominada maniobra de Heimlich, pues es un procedimiento de emergencia que consiste en realizar una serie de empujones en el abdomen, por debajo del diafragma, frente a casos de asfixia. “Corresponde a una compresión subdiafragmáticas, que equivale a una tos artificial, que le permite a la persona poder expulsar el cuerpo extraño que está obstruyendo la vía aérea”, explica el doctor de Help. 

 

Este procedimiento está aprobado por la  American Heart Association y se debe realizar de la siguiente manera:

 

  •           Si la persona no tose y no habla, póngase detrás y rodéela con sus brazos a la altura de la cintura.
  •           Coloque el puño por encima del ombligo, o por debajo del esternón. Si la persona está embarazada o es obesa, el puño se coloca en el tercio inferior del esternón (donde se hace el masaje cardíaco).
  •           Sujete el puño con la otra mano y haga compresiones rápidas, hacia arriba y hacia adentro. De dicha forma, impulsa de manera brusca el aire hacia arriba y facilita la expulsión.
  •           Realice las compresiones hasta que el objeto salga.
  •           Si la persona queda inconsciente, compruebe que no tenga nada en la boca, y si no respira, realice la maniobra de reanimación cardiopulmonar.

Fuente: Factor C.