Comunicado de Fundación Equidad Chile en respuesta a la campaña “Hagámoslo Bien” de Alimentos y Bebidas de Chile A.G.

Como Fundación Equidad Chile y como integrantes del Frente Por Un Chile Saludable, queremos hacer público nuestro más tajante rechazo a la campaña “Hagámoslo Bien”, iniciada el lunes 19 de diciembre de 2016 por Alimentos y Bebidas de Chile A.G. Denunciamos a sus responsables en lo que consideramos un grosero intento de boicot contra las aspiraciones de nuestra ciudadanía por corregir y mejorar nuestro sistema alimenticio, y con ello la salud de todas y todos los chilenos.

Chile tiene la tasa más alta de obesidad infantil en América Latina, según las estadísticas del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile. Cada 1 hora un chileno/a muere a causa de esta enfermedad, indica el Ministerio de Salud. El Atlas Mundial de la Diabetes sitúa a Chile en el top 3 de los países con mayor prevalencia de diabetes de América del Sur, y la empresa de estudios de mercado Euromonitor Internacional ubicó en el cuarto puesto a nuestro país en el ranking mundial de los países que más calorías consumen al día.

En este alarmante contexto, y ad portas al fortalecimiento de la Ley de Etiquetado de Alimentos, que en 2017 será menos permisiva con los productos altos en calorías, azúcares, sodio y grasas saturadas, Alimentos y Bebidas de Chile A.G. intenta desacreditar y ridiculizar la utilidad de esta ley, por el mero hecho de ver amenazados sus capitales.

La principal demanda de “Hagámoslo Bien” solicita que, a la hora de evaluar el etiquetado de un alimento, este no se haga en relación a 100 ml o 100 gr, como sucede actualmente, sino que se haga en relación a la porción recomendada.

Para desmentirlos tomemos el ejemplo de un paquete de galletas con el sello alto en azúcares, y que en su tabla nutricional informe que de 100 gr 60 gr corresponden a azúcares. Gracias a que la medición se hace en relación a la cifra 100 es que, consecuentemente, podemos deducir que el 60% del producto es azúcar. Entonces, sin importar si comemos la mitad de una galleta, la galleta entera o todo el paquete, en cada una de estas posibilidades, el 60% del total será azúcar. Lógicamente esto no es para nada una proporción saludable, y por eso es que se advierte con el sello.

Eludir el etiquetado de muchos productos es lo único que se conseguiría de modificarse esta norma. Al parecer esto es precisamente lo que más le interesa al empresariado afectado.

Llamamos a Alimentos y Bebidas de Chile A.G. a poner fin a esta transgresión y de una vez por todas operar con dignidad y responsabilidad frente a un tema tan delicado como lo es la salud de nuestro país, y especialmente la de nuestras niñas y niños. Ninguna aspiración de ningún gremio, público o privado, está por sobre nuestros derechos humanos.

 

También adjunto enlace de video de Frente Por Un Chile Saludable.

 

Fuente: Fundación Equidad.