Comunicado de Arturo Martínez sobre la Reforma Laboral

HA CONCLUIDO LA PRIMERA ETAPA DE DEBATE DE LA REFORMA LABORAL

 

El Gobierno envió el proyecto de Reforma Laboral al Parlamento. A partir del día 5 de Enero, la comisión de trabajo de la Cámara de Diputados deberá iniciar su periodo de consulta a las diferentes organizaciones, y es de esperar que esta tramitación sea rápida, aunque se prevé que habrá indicaciones que los parlamentarios sobre todo de la derecha harán.
Los temas abordados en el proyecto que presentó el Gobierno, en líneas generales están en lo que fue anunciado en su programa. Por otro lado, era de esperar que los empresarios y la derecha después de todos los intentos para que no se presentara, ahora traten de descalificar y distorsionar sus contenidos, señalando que no es una reforma laboral, sino que sindical y que ésta traerá desempleo. Es este el discurso típico del empresariado y de quienes lo representan política e ideológicamente.
Los temas de la CUT, tales como; el despido por necesidades de la empresa, el despido por fuerza mayor, la sanción a las reiteradas prácticas anti sindicales y derechos fundamentales y otros, no fueron abordados. Esperamos que en el Parlamento sí podamos incluirlos en el debate y avanzar en ellos.
De la misma manera debemos precisar las indicaciones técnicas a los temas que si fueron abordados pero que mantenemos discrepancias, en relación a la forma en que fueron formulados, sobre todo en la negociación Interempresa, el piso a la respuesta del contrato colectivo y con mayor razón al tema de la adaptabilidad laboral. Cuestión que el Gobierno concedió a los empresarios y que trae una gradualidad decreciente en términos de porcentaje de sindicalización, para que la empresa pueda negociar turnos, horas extras, jornadas y otras materias con el sindicato.
Aun así queremos valorar que se elimine el descuelgue y el reemplazo durante la huelga y que la empresa no lo pueda hacer, ni con trabajadores externos, ni internos.
También es destacable, que la empresa no pueda unilateralmente extender los beneficios que obtiene el sindicato a trabajadores que no participaron en la negociación colectiva, y que sólo se pueda extender a quienes ingresen a la organización sindical.
Hasta ahora las empresas pueden entregar por su cuenta derechos que el sindicato obtuvo, después de la reforma sólo si el sindicato está de acuerdo podrá entregar dichos beneficios, o parte de ellos.
También es importante señalar, que si un trabajador o trabajadora se contrata después de la negociación colectiva en la empresa y se afilia al sindicato, éste solicita a la empresa que se le extiendan los beneficios.
En general en la reforma tenemos cuestiones positivas, y otras que tenemos que seguir peleando y algunas que debemos mejorar en redacción técnica. Esta fue la primera etapa del proyecto, ahora nos toca el Parlamento.
Tenemos que programar reuniones, para analizar punto por punto los alcances de la reforma. En todo caso ésta es la “Reforma del Gobierno”, y los temas de la CUT, debemos seguirlos impulsando.
El juicio de valor, si es buena, mala o regular, lo haremos una vez terminado el proceso legislativo.

Atte.

Arturo Martínez M.
Secretario General
Central Unitaria de Trabajadores