Mandataria en desayuno con puntajes nacionales: “Lo que queremos es que la educación superior deje de ser un bien de consumo y sea un derecho social”

La Jefa de Estado felicitó a los alumnos que obtuvieron los mejores resultados en la Prueba de Selección Universitaria (PSU) y destacó el esfuerzo de las familias en la obtención de este logro. Agregó que uno de los proyectos que impulsará el gobierno en 2015 busca que a partir del 2016 cerca del 70% de los estudiantes asistan de forma gratuita al nivel superior.

En el Salón O’Higgins del Palacio de La Moneda, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, recibió a 38 alumnos que obtuvieron los mejores puntajes en la última Prueba de Selección Universitaria PSU.

Acompañada por el ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, la máxima autoridad del país felicitó a los estudiantes que obtuvieron puntaje nacional.

“Junto con felicitarlos a ellos, creo que siempre es importante acordarse de la familia, que son los que también han puesto todo el esfuerzo y el apoyo de la casa”, señaló y agregó: “Lo que queremos es que cada uno de ellos pueda decidir libremente la vocación que tiene, cuál es el destino, hacia dónde quiere dirigir su vida”.

Este año se generó un leve aumento de los puntajes nacionales en la Prueba de Selección Universitaria (PSU). De acuerdo a datos entregados por el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional de la Universidad de Chile (Demre), hubo un total de 253 puntajes nacionales en 2014 (obtenidos por 240 estudiantes) versus 219 casos de 2013.

Respecto a los resultados a nivel país, la Jefa de Estado explicó que si bien hay gran cantidad de puntajes nacionales provenientes de establecimientos públicos, los datos generales confirman las desigualdades que hay en la educación. “Por eso que estamos tan comprometidos para mejorar, para que haya una educación de calidad para todos, que a Chile le urge cambiar eso”, señaló la Mandataria.

35 de estos puntajes nacionales corresponden a establecimientos municipales (representan el 37,5% de las matrículas del país), 30 a particulares subvencionados (54% de las matrículas) y 188 a particulares pagados (7,5% de las matrículas).

Asimismo, la máxima autoridad del país destacó el apoyo que entrega el Estado a las familias para financiar la educación superior.

“Hemos aumentado significativamente las becas y ayudas para los jóvenes el año 2015, y no sólo a los sectores más vulnerables, sino también a la clase media. Y todo esto lo estamos haciendo mientras no estén aprobadas las leyes que van a permitir que lleguemos en Chile a tener educación superior gratuita.  Esperamos ya a partir del año 2016 el poder tener aprobada una ley de gratuidad, donde el 70% de los jóvenes puedan estudiar gratuitamente en 2016.  Y así, ir incrementando año a año, hasta que se llegue al cien por ciento”, aseguró.

Finalmente, la Presidenta explicó que “nosotros lo que queremos es que la educación superior, deje de ser un bien de consumo y sea un derecho social.  Y eso significa un derecho de calidad y que no sea una barrera para muchas familias, para que los chicos puedan seguir estudiando”.

 

Fuente: Prensa Presidencia de la República de Chile.